Arquitectura egipcia antigua

Arquitectura egipcia antigua



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las pirámides son el símbolo más reconocible del antiguo Egipto. Aunque otras civilizaciones, como la maya o la china, también emplearon esta forma, la pirámide en la actualidad es sinónimo de Egipto en la mente de la mayoría de las personas. Las pirámides de Giza siguen siendo monumentos impresionantes miles de años después de su construcción y el conocimiento y la habilidad necesarios para construirlas se reunieron durante muchos siglos antes de su construcción. Sin embargo, las pirámides no son la cúspide de la arquitectura del antiguo Egipto; son sólo las primeras y más conocidas expresiones de una cultura que crearía edificios, monumentos y templos igualmente fascinantes.

6.000 años de historia

La historia del antiguo Egipto comienza antes del período predinástico (c. 6000 - 3150 a. C.) y continúa hasta el final de la dinastía ptolemaica (323 - 30 a. C.). Los artefactos y la evidencia de sobrepastoreo de ganado, en el área ahora conocida como el Desierto del Sahara, datan de la existencia humana en el área hacia c. 8000 a. C. El Período Dinástico Temprano en Egipto (c. 3150 - 2613 AEC) se basó en el conocimiento de aquellos que habían ido antes y se mejoró el arte y la arquitectura predinástica. La primera pirámide en Egipto, la pirámide escalonada de Zoser en Saqqara, proviene del final de este período dinástico temprano y una comparación de este monumento y su complejo circundante con las tumbas de mastaba de siglos anteriores muestra cuánto habían avanzado los egipcios en su comprensión de la arquitectura. Diseño y construcción. Sin embargo, igualmente impresionante es el vínculo entre estos grandes monumentos y los que les siguieron.

Las pirámides de Giza datan del Reino Antiguo (c. 2613-2181 a. C.) y representan el pináculo del talento y la habilidad adquiridos en ese momento. La historia del antiguo Egipto, sin embargo, todavía tenía un camino largo e ilustre por delante y cuando se abandonó la forma piramidal, los egipcios centraron su atención en los templos. Muchos de estos, cuyas ruinas aún existen, como el complejo del templo de Amun-Ra en Karnak, inspiran tanto asombro genuino como las pirámides de Giza, pero todos ellos, por grandes o modestos que sean, muestran una atención al detalle y una conciencia de belleza estética y funcionalidad práctica que las convierte en obras maestras de la arquitectura. Estas estructuras aún resuenan en la actualidad porque fueron concebidas, diseñadas y levantadas para contar una historia eterna que aún relatan a todos los que visitan los sitios.

Las estructuras egipcias todavía resuenan en la actualidad porque fueron concebidas, diseñadas y criadas para contar una historia eterna que todavía relatan a todos los que visitan los sitios.

Arquitectura egipcia y la creación del mundo

Al principio de los tiempos, según la religión egipcia, no había nada más que remolinos de aguas de caos oscuro. De estas aguas primordiales surgió un montículo de tierra seca, conocido como el ben-ben, alrededor del cual rodaban las aguas. Sobre el montículo se iluminó el dios Atum que miró hacia la oscuridad y se sintió solo; así que se emparejó consigo mismo y comenzó la creación.

Atum fue responsable del universo incognoscible, el cielo arriba y la tierra abajo. A través de sus hijos también fue el creador de seres humanos (aunque en algunas versiones la diosa Neith juega un papel en esto). El mundo y todo lo que los seres humanos conocían procedía del agua, de la humedad, de la humedad, del tipo de entorno familiar para los egipcios del delta del Nilo. Todo había sido creado por los dioses y estos dioses estaban siempre presentes en la vida de uno a través de la naturaleza.

Cuando el río Nilo se desbordó y depositó el suelo vital del que dependía la gente para sus cultivos, fue obra del dios Osiris. Cuando el sol se puso por la noche, era el dios Ra en su barcaza bajando al inframundo y la gente participó alegremente en los rituales para asegurarse de que sobreviviría a los ataques de su némesis Apophis y se levantaría de nuevo a la mañana siguiente. La diosa Hathor estaba presente en los árboles, Bastet guardaba los secretos de las mujeres y protegía el hogar, Thoth le dio a la gente el don de la alfabetización, Isis, aunque era una gran y poderosa diosa, también había sido una madre soltera que crió a su pequeño hijo Horus en los pantanos. del Delta y veló por las madres en la tierra.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Las vidas de los dioses reflejaban las de la gente y los egipcios los honraban en sus vidas y a través de sus obras. Se pensaba que los dioses habían proporcionado el más perfecto de los mundos a la gente del antiguo Egipto; tan perfecto, de hecho, que duraría para siempre. La otra vida era simplemente una continuación de la vida que uno había estado viviendo. No es sorprendente, entonces, que cuando estas personas construyeron sus grandes monumentos reflejaran este sistema de creencias. La arquitectura del antiguo Egipto cuenta esta historia de la relación del pueblo con su tierra y sus dioses. La simetría de las estructuras, las inscripciones, el diseño interior, todos reflejan el concepto de armonía (ma'at) que era fundamental para el sistema de valores del antiguo Egipto.

Los períodos predinástico y dinástico temprano

En el período predinástico en Egipto aparecen imágenes de dioses y diosas en esculturas y cerámicas, pero la gente aún no tenía la habilidad técnica para levantar estructuras masivas para honrar a sus líderes o deidades. Alguna forma de gobierno es evidente durante este período, pero parece haber sido regional y tribal, nada parecido al gobierno central que aparecería en el Antiguo Reino de Egipto.

Las casas y tumbas del período predinástico se construyeron con ladrillos de barro que se secaban al sol (una práctica que continuaría a lo largo de la historia de Egipto). Las casas eran estructuras de cañas cubiertas de paja que se embadurnaban con barro para las paredes antes del descubrimiento de la fabricación de ladrillos. Estos primeros edificios eran circulares u ovalados antes de que se usaran los ladrillos y, después, se volvieron cuadrados o rectangulares. Las comunidades se reunieron para protegerse de los elementos, los animales salvajes y los extraños y se convirtieron en ciudades que se rodearon de muros.

A medida que avanzaba la civilización, también lo hacía la arquitectura con la apariencia de ventanas y puertas reforzadas y adornadas con marcos de madera. La madera era más abundante en Egipto en ese momento, pero aún no en la cantidad que se sugiriera como material de construcción a gran escala. La casa ovalada de adobe se convirtió en la casa rectangular con techo abovedado, jardín y patio. El trabajo en ladrillos de barro también se evidencia en la construcción de tumbas que, durante el Período Dinástico Temprano en Egipto, se vuelven más elaboradas e intrincadas en diseño. Estas primeras tumbas oblongas (mastabas) continuaron construyéndose con ladrillos de barro, pero ya en ese momento la gente estaba trabajando en piedra para crear templos a sus dioses. Los monumentos de piedra (estelas) comienzan a aparecer, junto con estos templos, durante la Segunda Dinastía de Egipto (c. 2890 - c. 2670 a. C.).

Los obeliscos, grandes monumentos de piedra verticales con cuatro lados y una parte superior ahusada, comenzaron a aparecer en la ciudad de Heliópolis aproximadamente en esta época. El obelisco egipcio (conocido por ellos como tekhenu, "obelisco" es el nombre griego) es uno de los ejemplos más perfectos de la arquitectura egipcia que refleja la relación entre los dioses y la gente, ya que siempre se criaron en parejas y se pensó que los dos creados en la tierra se reflejaban en dos piezas idénticas. levantado en los cielos al mismo tiempo. Extraer, tallar, transportar y levantar los obeliscos requirió una enorme habilidad y trabajo, y enseñó bien a los egipcios cómo trabajar en piedra y mover objetos inmensamente pesados ​​a lo largo de muchas millas. El dominio de la mampostería preparó el escenario para el próximo gran salto en la arquitectura egipcia: la pirámide.

El complejo mortuorio de Zoser en Saqqara fue concebido por su visir y arquitecto jefe Imhotep (c. 2667 - c. 2600 a. C.), quien imaginó una gran tumba de mastaba para su rey construida de piedra. La pirámide de Djoser no es una "pirámide verdadera" sino una serie de mastabas apiladas conocidas como "pirámide escalonada". Aun así, fue una hazaña increíblemente impresionante que nunca antes se había logrado. El historiador Desmond Stewart comenta sobre esto:

La pirámide escalonada de Djoser en Saqqara marca uno de esos desarrollos que luego parecen inevitables pero que hubieran sido imposibles sin un genio experimentador. Sabemos que el oficial real Imhotep era un genio, no por la leyenda griega, que lo identificaba con Esculapio, el dios de la medicina, sino por lo que los arqueólogos han descubierto en su aún impresionante pirámide. La investigación ha demostrado que, en cada etapa, estaba preparado para experimentar en nuevas líneas. Su primera innovación fue construir una mastaba que no fuera alargada, sino cuadrada. El segundo se refería al material con el que se construyó (citado en Nardo, 125).

La construcción del templo, aunque en un nivel modesto, ya había familiarizado a los egipcios con la mampostería. Imhotep imaginó lo mismo a gran escala. Las primeras mastabas habían sido decoradas con inscripciones y grabados de juncos, flores y otras imágenes de la naturaleza; Imhotep quería continuar esa tradición con un material más duradero. Su gran e imponente pirámide de mastaba tendría los mismos toques delicados y simbolismo que las tumbas más modestas que la habían precedido y, mejor aún, todas estarían trabajadas en piedra en lugar de barro seco. El historiador Mark van de Mieroop comenta sobre esto:

Imhotep reprodujo en piedra lo que se había construido anteriormente con otros materiales. La fachada del muro del recinto tenía los mismos nichos que las tumbas de adobe, las columnas se asemejaban a haces de juncos y papiros, y los cilindros de piedra en los dinteles de las puertas representaban mamparas de junco enrolladas. Se involucró mucha experimentación, que es especialmente clara en la construcción de la pirámide en el centro del complejo. Tenía varios planos con formas de mastaba antes de convertirse en la primera pirámide escalonada de la historia, apilando seis niveles parecidos a mastaba uno encima del otro ... El peso de la enorme masa fue un desafío para los constructores, quienes colocaron las piedras en un inclinación hacia el interior para evitar que el monumento se rompa (56).

Cuando se completó, la pirámide escalonada se elevó 204 pies (62 metros) de altura y fue la estructura más alta de su tiempo. El complejo circundante incluía un templo, patios, santuarios y viviendas para los sacerdotes que cubrían un área de 40 acres (16 hectáreas) y estaban rodeadas por un muro de 30 pies (10,5 metros) de altura. La pared tenía 13 puertas falsas cortadas con sólo una entrada verdadera cortada en la esquina sureste; Luego, toda la pared estaba rodeada por una zanja de 750 metros de largo y 40 metros de ancho. La tumba real de Djoser estaba ubicada debajo de la pirámide en la parte inferior de un pozo de 92 pies (28 metros) de largo. La cámara de la tumba estaba revestida de granito, pero para llegar a ella había que atravesar un laberinto de pasillos, todos pintados de vivos colores con relieves y con incrustaciones de azulejos, que conducían a otras habitaciones o callejones sin salida llenos de vasijas de piedra talladas con los nombres de antes. reyes. Este laberinto fue creado, por supuesto, para proteger la tumba y el ajuar funerario del rey, pero, desafortunadamente, no logró mantener alejados a los antiguos ladrones de tumbas y la tumba fue saqueada en algún momento de la antigüedad.

La pirámide escalonada de Djoser incorpora todos los elementos más resonantes de la arquitectura egipcia: simetría, equilibrio y grandeza que reflejaban los valores fundamentales de la cultura. La civilización egipcia se basó en el concepto de maat (armonía, equilibrio) que fue decretado por sus dioses. La arquitectura del antiguo Egipto, ya sea a pequeña o gran escala, siempre representó estos ideales. Incluso se construyeron palacios con dos entradas, dos salas del trono, dos salas de recepción para mantener la simetría y el equilibrio al representar tanto el Alto como el Bajo Egipto en el diseño.

El Reino Antiguo y las Pirámides

Las innovaciones de Imhotep fueron llevadas más lejos por los reyes de la IV Dinastía en el Reino Antiguo. Durante mucho tiempo se pensó que el último rey de la Tercera Dinastía de Egipto, Huni (c. 2630-2613 a. C.) había iniciado los proyectos de construcción masiva del Reino Antiguo al construir la pirámide en Meidum, pero ese honor se debe al primer rey de los Estados Unidos. IV dinastía, Sneferu (c. 2613-2589 a. C.). La egiptóloga Barbara Watterson escribe: "Sneferu inició la edad de oro del Reino Antiguo, siendo sus logros más notables las dos pirámides construidas para él en Dahshur" (50-51). Sneferu comenzó su trabajo con la pirámide en Meidum ahora conocida como la "pirámide colapsada" o, localmente, como la "pirámide falsa" debido a su forma: se parece más a una torre que a una pirámide y su cubierta exterior descansa alrededor de ella en un gigantesco montón de grava.

La pirámide de Meidum es la primera pirámide verdadera construida en Egipto. Una "verdadera pirámide" se define como un monumento perfectamente simétrico cuyos escalones se han rellenado para crear lados sin costuras que se estrechan hacia un punto en la parte superior. Originalmente, cualquier pirámide comenzó como una pirámide escalonada. Sin embargo, la pirámide de Meidum no duró porque se hicieron modificaciones al diseño de la pirámide original de Imhotep, lo que resultó en que la carcasa exterior descansara sobre una base de arena en lugar de roca, lo que provocó su colapso. Los académicos están divididos sobre si el colapso ocurrió durante la construcción o durante un período de tiempo más largo.

Los experimentos de Sneferu con la forma de la pirámide de piedra le sirvieron bien a su sucesor. Keops (2589-2566 a. C.) aprendió de los experimentos de su padre y dirigió su administración en la construcción de la Gran Pirámide de Giza, la última de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo originales. Contrariamente a la creencia popular de que su monumento fue construido por esclavos hebreos, los trabajadores egipcios de la Gran Pirámide fueron bien cuidados y desempeñaron sus funciones como parte de un servicio comunitario, como trabajadores asalariados o durante la época en que la inundación del Nilo hizo imposible la agricultura. . Los académicos Bob Brier y Hoyt Hobbs señalan:

Si no fuera por los dos meses de cada año en que el agua del Nilo cubría las tierras agrícolas de Egipto, haciendo inactivo a prácticamente toda la fuerza laboral, ninguna de estas construcciones habría sido posible. Durante esos momentos, un faraón ofreció comida por trabajo y la promesa de un trato favorecido en el más allá, donde gobernaría tal como lo hizo en este mundo. Durante dos meses al año, los trabajadores se reunieron por decenas de miles de todo el país para transportar los bloques que una cuadrilla permanente había extraído durante el resto del año. Los supervisores organizaron a los hombres en equipos para transportar las piedras en trineos, dispositivos más adecuados que los vehículos con ruedas para mover objetos pesados ​​sobre arena movediza. Una calzada, lubricada con agua, suavizó el tirón cuesta arriba. No se usó mortero para mantener los bloques en su lugar, solo un ajuste tan exacto que estas imponentes estructuras han sobrevivido durante 4.000 años, las únicas Maravillas del Mundo Antiguo que aún permanecen en pie hoy (17-18).

No hay evidencia alguna de que los esclavos hebreos, o cualquier tipo de trabajo esclavo, participaran en la construcción de las pirámides en Giza, la ciudad de Per-Ramsés o cualquier otro sitio importante en Egipto. La práctica de la esclavitud ciertamente existió en Egipto a lo largo de su historia, como sucedió en todas las culturas antiguas, pero no fue el tipo de esclavitud que se describe popularmente en la ficción y el cine basado en el libro bíblico del Éxodo. Los esclavos en el mundo antiguo podían ser tutores y maestros de los jóvenes, contables, niñeras, instructores de danza, cerveceros e incluso filósofos. Los esclavos en Egipto eran cautivos de campañas militares o aquellos que no podían pagar sus deudas y estas personas generalmente trabajaban en las minas y canteras.

Los hombres y mujeres que trabajaron en la Gran Pirámide vivían en viviendas proporcionadas por el estado en el sitio (como lo descubrieron Lehner y Hawass en 1979 CE) y fueron bien compensados ​​por sus esfuerzos. Cuanto más calificado era un trabajador, mayor era su compensación. El resultado de su trabajo todavía sorprende a la gente en la actualidad. La Gran Pirámide de Giza es la única maravilla que queda de las Siete Maravillas del mundo antiguo y con razón: hasta que se completó la Torre Eifel en 1889 EC, la Gran Pirámide era la estructura más alta de la tierra construida por manos humanas. El historiador Marc van de Mieroop escribe:

El tamaño aturde la mente: tenía 146 metros de altura (479 pies) por 230 metros en la base (754 pies). Estimamos que contenía 2,300,000 bloques de piedra con un peso promedio de 2 y 3/4 toneladas, algunos con un peso de hasta 16 toneladas. Keops gobernó 23 años según el Canon Real de Turín, lo que significaría que a lo largo de su reinado anualmente se tuvieron que extraer, transportar, vestir y poner en su lugar 100.000 bloques --diarios alrededor de 285 bloques o uno cada dos minutos de luz diurna-- durante 23 años ... La construcción fue casi impecable en diseño. Los lados estaban orientados exactamente hacia los puntos cardinales y formaban ángulos precisos de 90 grados (58).

La segunda pirámide construida en Giza pertenece al sucesor de Keops, Khafre (2558-2532 a. C.), a quien también se le atribuye la creación de la Gran Esfinge de Giza. La tercera pirámide pertenece a su sucesor Menkaure (2532-2503 a. C.). Una inscripción de c. 2520 a. C. relata cómo Menkaure llegó a inspeccionar su pirámide y asignó a 50 de los trabajadores a la nueva tarea de construir una tumba para su funcionario, Debhen. Parte de la inscripción dice: "Su majestad ordenó que no se tomara a ningún hombre para realizar trabajos forzados" y que se retirara la basura del lugar para la construcción (Lewis, 9). Esta era una práctica bastante común en Giza, donde los reyes encargaban tumbas para sus amigos y funcionarios favorecidos.

La meseta de Giza hoy presenta una imagen muy diferente de lo que habría sido en la época del Reino Antiguo. No era el sitio solitario al borde del desierto que es hoy, sino una necrópolis considerable que tenía tiendas, fábricas, mercados, templos, viviendas, jardines públicos y numerosos monumentos. La Gran Pirámide estaba enfundada en una cubierta exterior de piedra caliza blanca reluciente y se elevaba desde el centro de la pequeña ciudad, visible desde millas a la redonda. Giza era una comunidad autosuficiente cuya gente era trabajadores del gobierno, pero la construcción de los enormes monumentos allí en la IV Dinastía fue muy costosa. La pirámide y el complejo de Khafre son un poco más pequeños que los de Khufu y Menkaure más pequeños que los de Khafre y esto se debe a que, a medida que continuaba la construcción de la pirámide de la IV Dinastía, los recursos disminuyeron. El sucesor de Menkaure, Shepsekhaf (2503 - 2498 a. C.) fue enterrado en una modesta mastaba en Saqqara.

El costo de las pirámides no fue solo financiero sino político. Giza no era la única necrópolis en Egipto en ese momento y todos estos sitios requerían mantenimiento y administración que llevaban a cabo los sacerdotes. A medida que estos sitios crecieron, también lo hizo la riqueza y el poder de los sacerdotes y los gobernadores regionales (nomarcas) que presidían los diferentes distritos en los que se encontraban los sitios. Los gobernantes posteriores del Imperio Antiguo construyeron templos (o pirámides en una escala mucho menor) ya que estos eran más asequibles. El cambio del monumento de la pirámide al templo marcó un cambio más profundo en la sensibilidad que tenía que ver con el creciente poder del sacerdocio: ya no se construían monumentos para honrar a un cierto rey, sino para un dios específico.

Primer Período Intermedio y Reino Medio

El poder de los sacerdotes y nomarcas, junto con otros factores, provocó el colapso del Reino Antiguo. Luego, Egipto entró en la era conocida como el Primer Período Intermedio (2181 - 2040 a. C.) en la que las regiones individuales esencialmente se gobernaban a sí mismas. Los reyes aún gobernaban desde Memphis pero fueron ineficaces.

El Primer Período Intermedio de Egipto se ha representado tradicionalmente como una época de decadencia porque no se levantaron grandes monumentos y la calidad del arte se considera inferior a la del Imperio Antiguo. En realidad, sin embargo, la obra de arte y la arquitectura son simplemente diferentes, no por debajo de la media. En el Reino Antiguo, las obras arquitectónicas estaban patrocinadas por el estado, al igual que las obras de arte, por lo que eran más o menos uniformes para reflejar los gustos de la realeza. En el Primer Período Intermedio, los artistas y arquitectos regionales tenían la libertad de explorar diferentes formas y estilos. La historiadora Margaret Bunson escribe:

Bajo los nomarcas, la arquitectura sobrevivió al colapso del Reino Antiguo. Su patrocinio continuó en el Reino Medio, lo que resultó en sitios tan notables como Beni Hassan (c. 1900 a. C.) con sus tumbas talladas en la roca y grandes capillas con pórticos con columnas y paredes pintadas (32).

Cuando Mentuhotep II (c. 2061 - 2010 a. C.) unió Egipto bajo el dominio tebano, se reanudó el encargo real de arte y arquitectura pero, a diferencia del Reino Antiguo, se fomentó la variedad y la expresión personal. La arquitectura del Reino Medio, que comienza con el gran complejo mortuorio de Mentuhotep en Deir el-Bahri, cerca de Tebas, tiene un alcance grandioso y personal a la vez.

Bajo el reinado del rey Senusret I (c. 1971-1926 a. C.), el gran Templo de Amun-Ra en Karnak se inició cuando este monarca erigió una estructura modesta en el sitio. Este templo, como todos los templos del Reino Medio, se construyó con un patio exterior, patios con columnas que conducían a pasillos y cámaras rituales, y un santuario interior que albergaba la estatua de un dios. Se crearon lagos sagrados en estos sitios y todo el efecto fue una representación simbólica del comienzo del mundo y el funcionamiento armonioso del universo. Bunson escribe:

Los templos eran estructuras religiosas consideradas el "horizonte" de un ser divino, el punto en el que el dios nació durante la creación. Por lo tanto, cada templo tenía un vínculo con el pasado, y los rituales llevados a cabo dentro de su corte eran fórmulas transmitidas por generaciones. El templo también era un espejo del universo y una representación del Montículo Primordial donde comenzó la creación (258).

Las columnas eran un aspecto importante del simbolismo de un complejo de templos. No fueron diseñados solo para soportar un techo, sino para aportar su propio significado a toda la obra. Algunos de los muchos diseños diferentes fueron el paquete de papiro (una columna muy tallada que se asemeja a las cañas de papiro); el diseño de loto, popular en el Reino Medio de Egipto, con un capitel que se abre como una flor de loto; la columna de capullos cuyo capitel parece ser una flor sin abrir, y la columna Djed, que es probablemente la más famosa de la Corte de Heb Sed en el complejo piramidal de Djoser, pero que se usó tan ampliamente en la arquitectura egipcia que se puede encontrar desde un extremo del país hasta el otro. El Djed era un símbolo antiguo de estabilidad y se usaba con frecuencia en columnas, ya sea en la base, en la capital (por lo que parece que Djed sostiene el cielo) o como una columna completa.

Las casas y otros edificios continuaron haciéndose con ladrillos de barro durante el Reino Medio; La piedra solo se usaba para templos y monumentos y solía ser piedra caliza, arenisca o, en algunos casos, granito que requería la mayor habilidad para trabajar. Una obra maestra poco conocida del Reino Medio, hace mucho tiempo perdida, fue el complejo piramidal de Amenemhat III (c. 1860-1815 a. C.) en la ciudad de Hawara.

Este complejo era enorme, con doce grandes patios separados que se enfrentaban entre sí a través de una extensión de pasillos con columnas y pasillos interiores tan intrincados que Herodoto lo llamó "el laberinto". Los patios y pasillos estaban conectados por pasillos, columnatas y pozos para que un visitante pudiera caminar por un pasillo familiar, pero tomar un giro desconocido y terminar en un área del complejo completamente diferente a la que pretendían. Los callejones entrecruzados y las puertas falsas selladas con tacos de piedra servían para confundir y desorientar al visitante para proteger la cámara funeraria central de la pirámide del rey. Se dice que esta cámara se cortó de un solo bloque de granito y pesó 110 toneladas. Herodoto afirmó que era más impresionante que cualquiera de las maravillas que jamás había visto.

Segundo período intermedio y nuevo reino

Reyes como Amenemhat III de la XII Dinastía hicieron grandes contribuciones al arte y la arquitectura egipcios y sus políticas continuaron durante la XIII Dinastía. La XIII Dinastía, sin embargo, fue más débil y gobernó mal, por lo que, finalmente, el poder del gobierno central declinó hasta el punto en que un pueblo extranjero, los hicsos, se levantó en el Bajo Egipto mientras los nubios tomaron porciones de tierra al sur. Esta era se conoce como el Segundo Período Intermedio de Egipto (c. 1782-1570 a. C.) en el que hubo pocos avances en las artes.

Los hicsos fueron expulsados ​​de Egipto por Ahmose I de Tebas (c. 1570 - 1544 a. C.), quien luego aseguró las fronteras del sur de los nubios e inició la era conocida como el Nuevo Reino de Egipto (1570 - 1069 a. C.). Este período vio algunas de las hazañas arquitectónicas más magníficas desde el Reino Antiguo. De la misma manera que los visitantes modernos están asombrados e intrigados por el misterio de cómo se construyeron las pirámides de Giza, también lo están por el complejo funerario de Hatshepsut, el Templo de Amón en Karnak, las muchas obras de Amenhotep III y las magníficas construcciones de Ramsés II como Abu Simbel.

Los gobernantes del Imperio Nuevo construyeron a gran escala de acuerdo con el nuevo estatus elevado de Egipto como imperio. Egipto nunca había conocido una potencia extranjera como los hicsos que tomaran el control de su tierra y, después de que Ahmose los expulsó, inició campañas militares para crear zonas de amortiguamiento alrededor de las fronteras de Egipto. Estas áreas fueron expandidas por sus sucesores, sobre todo Thutmosis III (1458-1425 a. C.), hasta que Egipto gobernó un imperio que se extendía desde Siria, por el Levante, hasta Libia y hasta Nubia. Egipto se hizo inmensamente rico durante este tiempo y esa riqueza se prodigó en templos, complejos mortuorios y monumentos.

El más grande de ellos es el Templo de Amun-Ra en Karnak. Al igual que con todos los demás templos de Egipto, este contó la historia del pasado, la vida de las personas y honró a los dioses, pero fue un inmenso trabajo en progreso con todos los gobernantes del Nuevo Reino agregándolo. El sitio cubre más de 200 acres y está compuesto por una serie de pilones (puertas monumentales que se estrechan hacia la parte superior de las cornisas), que conducen a patios, pasillos y templos más pequeños. El primer pilón se abre a un amplio patio que invita al visitante más lejos. El segundo pilón se abre a la Corte Hipóstila que mide 337 pies (103 metros) por 170 pies (52 metros). La sala está sostenida por 134 columnas de 72 pies (22 metros) de altura y 11 pies (3,5 metros) de diámetro. Los estudiosos estiman que se podrían colocar tres estructuras del tamaño de la catedral de Notre Dame solo dentro del templo principal. Bunson comenta:

Karnak sigue siendo el complejo religioso más notable jamás construido en la tierra. Sus 250 acres de templos y capillas, obeliscos, columnas y estatuas construidas durante 2000 años incorporan los mejores aspectos del arte y la arquitectura egipcia en un gran monumento histórico de piedra (133).

Al igual que con todos los demás templos, Karnak es un modelo de arquitectura simétrica que parece elevarse orgánicamente desde la tierra hacia el cielo. La gran diferencia entre esta estructura y cualquier otra es su gran escala y el alcance de la visión. Cada gobernante que contribuyó a la construcción hizo mayores avances que sus predecesores, pero reconoció a los que habían ido antes. Cuando Thutmosis III construyó su sala de fiestas allí, es posible que haya eliminado monumentos y edificios de reyes anteriores a los que luego reconoció con una inscripción. Cada templo simboliza la cultura y las creencias egipcias, pero Karnak lo hace en letras grandes y, literalmente, a través de inscripciones. Se pueden leer miles de años de historia en las paredes y columnas del templo de Karnak.

Hatshepsut (1479-1458 a. C.) contribuyó a Karnak como cualquier otro gobernante, pero también encargó edificios de tal belleza y esplendor que los reyes posteriores los reclamaron como propios. Entre sus más grandiosos se encuentra su templo mortuorio en Deir el-Bahri, cerca de Luxor, que incorpora todos los aspectos de la arquitectura del templo del Nuevo Reino a gran escala: un embarcadero a la orilla del agua, astas de bandera (reliquias del pasado), pilones, atrios, salas hipóstilas. y un santuario. El templo está construido en tres niveles que alcanzan los 97 pies (29,5 metros) y los visitantes todavía están asombrados por el edificio en la actualidad.

Amenhotep III (1386-1353 a. C.) construyó tantos monumentos en todo Egipto que los primeros eruditos le atribuyeron un reinado excepcionalmente largo. Amenhotep III encargó más de 250 edificios, monumentos, estelas y templos. Su complejo mortuorio estaba custodiado por los Colosos de Memnon, dos figuras de 70 pies (21,3 m) de altura y cada una con un peso de 700 toneladas. Su palacio, ahora conocido como Malkata, cubría 30.000 metros cuadrados (30 hectáreas) y estaba decorado y amueblado de forma elaborada en todas las salas del trono, apartamentos, cocinas, bibliotecas, salas de conferencias, salas de festivales y todas las demás salas.

Aunque Amenhotep III es famoso por su reinado opulento y proyectos de construcción monumentales, el posterior faraón Ramsés II (1279-1213 a. C.) es aún más conocido. Desafortunadamente, esto se debe en gran parte a que a menudo se lo compara con el faraón anónimo en el Libro bíblico del Éxodo y su nombre se ha vuelto reconocible a través de adaptaciones cinematográficas de la historia y la incesante repetición de la línea de Éxodo 1:11 de que los esclavos hebreos construyeron sus ciudades. de Pitom y Per-Ramsés.

Sin embargo, mucho antes de que al autor de Éxodo se le ocurriera su historia, Ramsés II era famoso por sus hazañas militares, su gobierno eficiente y sus magníficos proyectos de construcción. Su ciudad de Per-Ramsés ("Ciudad de Ramsés") en el Bajo Egipto fue ampliamente elogiada por los escribas egipcios y visitantes extranjeros, pero su templo en Abu Simbel es su obra maestra. El templo, excavado en acantilados de roca sólida, tiene 30 metros de altura y 35 metros de largo, con cuatro colosos sentados flanqueando la entrada, dos a cada lado, que representan a Ramsés II en su trono; cada uno de 65 pies (20 metros) de altura. Debajo de estas figuras gigantes hay estatuas más pequeñas (aún más grandes que la vida) que representan a los enemigos conquistados de Ramsés, los nubios, libios e hititas. Otras estatuas representan a los miembros de su familia y varios dioses protectores y símbolos de poder. Pasando entre los colosos, por la entrada central, el interior del templo está decorado con grabados que muestran a Ramsés y Nefertari rindiendo homenaje a los dioses.

Abu Simbel está perfectamente alineado con el este, de modo que, dos veces al año, el 21 de febrero y el 21 de octubre, el sol brilla directamente en el santuario interior para iluminar las estatuas de Ramsés II y el dios Amón. Este es otro aspecto de la arquitectura del antiguo Egipto que caracteriza a la mayoría, si no a todos, de los grandes templos y monumentos: la alineación celestial. Desde las pirámides de Giza hasta el templo de Amón en Karnak, los egipcios orientaron sus edificios de acuerdo con los puntos cardinales y de acuerdo con los eventos celestiales. El nombre egipcio de una pirámide era Mer, que significa "Lugar de Ascensión" (el nombre "pirámide" proviene de la palabra griega piramis que significa "torta de trigo", que es lo que pensaban que parecían las estructuras) ya que se creía que la forma de la estructura en sí permitiría al rey muerto elevarse hacia el horizonte y comenzar más fácilmente la siguiente fase de su existencia en el más allá. In this same way, temples were oriented to invite the god to the inner sanctum and also, of course, provide access for when they wanted to ascend back to their own higher realms.

Late Period & Ptolemaic Dynasty

The New Kingdom declined as the priests of Amun at Thebes acquired greater power and wealth than the pharaoh while, at the same time, Egypt came to be ruled by weaker and weaker kings. By the time of the reign of Ramesses XI (c. 1107 - 1077 BCE) the central government at Per-Ramesses was completely ineffective and the high priests at Thebes held all the real power.

The Late Period of Ancient Egypt is characterized by invasions by the Assyrians and the Persians prior to the arrival of Alexander the Great in 331 BCE. Alexander is said to have designed the city of Alexandria himself and then left it to his subordinates to build while he continued on with his conquests. Alexandria became the jewel of Egypt for its magnificent architecture and grew into a great center of culture and learning. The historian Strabo (63 BCE - 21CE) praised it on one of his visits, writing:

The city has magnificent public precincts and royal palaces which cover a fourth or even a third of the entire area. For just as each of the kings would, from a love of splendour, add some ornament to the public monuments, so he would provide himself at his own expense with a residence in addition to those already standing (1).

Alexandria became the impressive city Strabo praises during the time of the Ptolemaic Dynasty (323 - 30 BCE). Ptolemy I (323 - 285 BCE) began the great Library of Alexandria and the temple known as the Serapeum which was completed by Ptolemy II (285 - 246 BCE) who also built the famous Pharos of Alexandria, the great lighthouse which was one of the Seven Wonders of the World.

The early rulers of the Ptolemaic Dynasty continued the traditions of Egyptian architecture, blending them with their own Greek practices, to create impressive buildings, monuments, and temples. The dynasty ended with the death of the last queen, Cleopatra VII (69 - 30 BCE), and the country was annexed by Rome. The legacy of the Egyptian architects lives on, however, through the monuments they left behind. The imposing pyramids, temples, and monuments of Egypt continue to inspire and intrigue visitors in the present day. Imhotep and those who followed after him envisioned monuments in stone which would defy the passage of time and keep their memory alive. The enduring popularity of these structures today rewards that early vision and accomplishes their goal.


Ancient Egyptian Architecture Facts For Kids

The pyramids are the most famous symbol of Ancient Egyptian architecture, but the Egyptians also created magnificent temples and palaces.

Let’s learn about some of ancient history’s most impressive architecture!

Pyramids aren’t just buildings that look cool. They were also burial places for the Egyptian pharaohs. Pharaohs were buried with gold, jewels, and other treasures to use in the afterlife.

Inside, the walls of pyramids were covered with paintings and carvings. Family members and servants would be buried in other rooms inside the pyramid.

Step-Pyramid at Saqqara

The first type of burial pyramid in Ancient Egypt was the step pyramid. The very first step pyramid was the Step-Pyramid at Saqqara, also called the Djoser Pyramid.

It was built for King Djoser and constructed around 2667-2648 BCE. The pyramid was designed by Imhotep, a priest and architect.

These pyramids are called “step pyramids” because they resemble a set of steps. Djoser’s pyramid had six giant steps and was meant as a stairway that would carry Djoser to the sun-god Ra.

Great Pyramid at Giza

Later pyramids have flatter, sloping sides. The most famous pyramid is the Great Pyramid at Giza. It is one of the Seven Wonders of the Ancient World and was built in 2528 B.C. for King Khufu.

When it was first built, it was over 780 feet tall! Scientists estimate it took 2,000 workers at least 23 years to build the Great Pyramid of Giza. It was built from more than 2 million huge limestone blocks.

Other Facts About Pyramids

Over eighty pyramids still stand in Egypt, and all of them are at least 3,000 years old.

To fool robbers, most pyramids had several false entrances in addition to its one true entrance. Inside, they had false doors and more false passages.

Unfortunately, almost all of the pyramids were eventually robbed of their treasures.

Scholars have learned about the building of the pyramids through the religious and government records kept by the Ancient Egyptians.

It’s still unknown exactly how the pyramids were built with no modern technology. It is believed that pyramids were built one block at a time, and blocks were moved slowly up ramps.

Since it took so long to build pyramids, pharaohs usually started construction as soon as they became rulers.

Ancient Egyptians also constructed many temples along the important Nile River. They believed that the temples were the homes of gods and goddesses. Two of the most famous are Karnak and Luxor.

The huge Temple of Karnak is outside of the modern cities of Egypt, unlike most other important Ancient Egyptian buildings. Only one section of the temple is currently open to the public.

The Luxor Temple was founded around 1400 BC parallel to the Nile River. It was built by Amenhotep III, completed by Tutankhamen and Horemheb, and added to by Rameses II.

Ancient Egyptians built their temples of stone or solid rock. High stone pillars supported the heavy stone roofs. Inside, temples were covered with carvings of pharaohs and gods or the victories of pharaohs in war.

Many temples also contained huge statues of the pharaohs. Priests worked inside the temples, conducting daily rituals to honor the gods and the pharaohs.

According to Ancient Egyptian legend, the first temple appeared on a mound of land that formed from the sea.

The design of this first temple was created by the gods, and all other temples copied this first design.

Palaces were the homes of the pharaohs and their servants, families, and other members of their entourages.

These were large complexes of buildings, with one section to meet the pharaoh’s personal needs and another section for conducting business.

Around the fourth and third millennium BC, palaces had a distinct structure. They were rectangular buildings with high walls, topped by richly decorated towers.

Over the years, palaces became more and more elaborate. By the end of the third millennium, they were palace-temple complexes.

By the second millennium, palaces also contained great halls filled with gigantic columns that led to the throne room. They featured lakes, gardens, and other government buildings.

From pyramids to temples to palaces, it’s fascinating that the Ancient Egyptians were able to build such incredible structures—all without the technology that we have today.


Ancient Egyptian Architecture - History

T he ancient Egyptians built their pyramids, tombs, temples and palaces out of stone, the most durable of all building materials. Although earthquakes, wars and the forces of nature have taken their toll, the remains of Egypt's monumental architectural achievements are visible across the land, a tribute to the greatness of this civilization. These building projects took a high degree of architectural and engineering skill, and the organization of a large workforce consisting of highly trained craftsmen and labourers.

A part from the pyramids, Egyptian buildings were decorated with paintings, carved stone images, hieroglyphs and three-dimensional statues. The art tells the story of the pharaohs, the gods, the common people and the natural world of plants, birds and animals. The beauty and grandeur of these sites are beyond compare. How the ancient Egyptians were able to construct these massive structures using primitive tools is still a mystery.

YOUR COUNTRY. YOUR HISTORY.
YOUR MUSEUM.


The temple was the building used to honor the gods. Most had a similar distribution, which was divided into the following parts:

  • Avenue of Sphinxes– a walk that led to the temple and was full of sphinxes, figures with the body of a lion and a human head.
  • Pilot- it was the entrance, formed by a great wall before which obelisks or representations of the pharaoh were placed.
  • Hípetra Room- an open courtyard surrounded by columns. Inside there were a lot of sculptures. Anyone could enter.
  • Hypostyle Room- He was inside. It was a room with giant columns that could only be accessed by Pharaoh, priests and high officials.
  • Sanctuaries-They were the most important rooms. The one known as Sancta Sanctorum was dedicated to the main god. In another room was the boat that was taken out in the processions by the river. Only the pharaoh and the chief priest could enter.

Among the most important temples, we find Karnak, considered the largest complex in Egypt. It also highlights the Temple of Luxor, in the ancient Thebes, thanks to its optimal state of preservation.

On the other hand, there was another type of temple, the funeral, whose function was to commemorate a person already deceased. A model is the Ramesseum, ordered to be built by Ramses II.

You may like this- Thai tattoos and their meaning


EGYPT

The kings of the early dynasties had tombs at Abydos and Saqqara built in imitation of palaces or shrines. From these tombs have come large amounts of pottery, stonework, and ivory or bone carving that attest to a high level of development in Early Dynastic Egypt. The Egyptian language, written in hieroglyphics, or picture writing , was in its first stages of evolution.

In the 3rd Dynasty the architect Imhotep built for Zoser (reigned about 2737-2717 BC) a complex at Saqqara, the burial ground near the capital of Memphis, that included a stepped pyramid of stone and a group of shrines and related buildings. Designed to protect the remains of the king, the great Step Pyramid is the oldest monumental architecture preserved it also illustrates one of the phases toward the development of the true pyramid (see Pyramids).

The architecture of the Old Kingdom—the designation used by historians for the 3rd through the 6th dynasties—can be described as monumental in the sense that native limestone and granite were used for the construction of large-scale buildings and tombs. Of the temples built during this period little remains.

The pyramid complex at Giza where the kings of the 4th Dynasty were buried illustrates the ability of Egyptian architects to construct monuments that remain wonders of the world. The Great Pyramid of Khufu originally stood about 146 m (480 ft) high and contained about 2.3 million blocks with an average weight of 2.5 metric tons each. Many theories have been advanced to explain the purpose of pyramids the answer is simple: They were built to preserve and protect the bodies of the kings for eternity. Each pyramid had a valley temple, a landing and staging area, and a pyramid temple or cult chapel where religious rites for the king's spirit were performed. Around the three major pyramids at Giza a necropolis (city of the dead) grew up, which contained mastaba (Arabic mastabah, “mud-brick bench”) tombs, so called because of their resemblance to the sloped mud-brick benches in front of Egyptian houses. The mastabas were for the members of the royal family, high officials, courtiers, and functionaries. For the most part these tombs were constructed over shafts that led to a chamber containing the mummy and the offerings, but some tombs were cut into the limestone plateau and not constructed from blocks of stone.

From the tombs at Giza and Saqqara it is clear that the houses they imitate were arranged on streets in well-planned towns and cities. Little is known for certain about the domestic architecture of the Old Kingdom, because houses and even palaces were built of unbaked mud brick and have not survived. The temples and tombs, built of stone and constructed for eternity, provide most of the available information on the customs and living conditions of the ancient Egyptians.


History of Architecture II. - Mesopotamia/Egyptian Civilizations

Agriculture single handedly transformed the way humans lived. Communities began to form on every continent and were completely centered around the harvest. These early civilizations eventually grew into cities and then into nations. Now that humans were able to exist in a stationary state, they could devote more time and energy to matters of the mind rather than satisfying basic human needs like finding food and shelter. We naturally became curious of our existence and began ask investigative questions about our surroundings. Together with a new social way of living this mental state of being would fuel a cultural explosion over the centuries birthing religion, philosophy, science, politics & government, and art. And just as it always has, these cultural expressions and technological advancements would need an architecture to represent them. As human society began to develop and flourish, its most prized possessions would be its buildings and structures serving as billboards for civilizations - a trend that continues to this day. This connection between buildings and culture would produce various architectural styles and interpretations over time. Architecture was and still is the most influential tangible representation of a civilization. Architecture is history.

Ancient MesopOtamia/Egyptian Civilizations

Ancient Mesopotamian civilizations, like the Sumerians, Babylonians, Chaldeans, and Egyptians were some of the first to harness the true potential of agriculture to build economic wealth. Located in fertile lands along the Tigris and Euphrates Rivers (present day Iraq) and the Nile River Valley, they constructed great cities with complex cultures to support them. The first religions came from these cultures. They were polytheistic belief systems that reflected a dependence on the harvest and a reverence for celestial astronomy. Mesopotamian mythology, now extinct, is considered by most researchers to be the oldest recorded religion and the predecessor to ancient Greek Mythology.

Aside from raw and unshaped stone, clay brick is one of the oldest modular buildng materials utilized by humans.

Engraveed stone relief of the Mesopatamian moon god, Sin (Nanna). There are connections between Nanna and the development of Islam.

These cultural ideas were expressed in the architecture. The Ziggurat is Mesopotamia's most significant contribution to architectural development. They were large pyramid like structures used as temples dedicated to the deities of their day. Like many structures of the time, the primary building material was sun-dried brick made from mud and bitchumen. Their basic form mimics a stepped pattern that retreats as you move upward. This form naturally evolved into something more refined and processional. The most notable of these buildings was the Ziggurat of Ur (2030 BC), built by King Ur and dedicated to the moon god Sin (Nanna), patron deity of the city of Ur. Ziggurats were the centerpieces to walled temple complexes and fortified cities dominating all other buildings surrounding them. The crown jewel of the city-state, ziggurats were symbols of power, bravado, and wealth to neighboring communities.

Ziggurat of Ur - Predessor to the Pyramid - photograghed when the structure was re-discovered in the late 19th century.

Ziggurat of Ur - Predessor to the Pyramid - photograghed in its current condition. Many parts have been rebuilt..

Along the Nile, Egyptians developed their own culture and a similar polytheistic religion built on concepts like the ‘afterlife’, burial, astronomy, divine right rulership, and early sciences such as mathematics and engineering. Both developments played a key role in Egyptian Architecture. In the early dynasties, Egyptians also built ziggurat-like structures called Mastabas. Mastabas were simple mud brick mounds that were first used as burial tombs for Pharaohs but quickly developed into vast temple complexes dedicated to both kings and gods. Their locations were often tied to the paths of the moon and sun and were crafted with careful geometry. The Egyptians refined the Mastaba form over time and through many failures. Eventually they produced its most notable architectural achievement: the pyramid - A four sided temple and burial tomb for Egyptian Pharaohs that converges at its peak. By the time the Pyramid arrived the jump had been made from perishable mud bricks to much more durable stone. This would have been a much worthier material for a structure honoring pharaoh-deities and gods of the harvest and sky. Commissioned by pharaohs, envisioned by Egyptian architects and built by both skilled craftsmen and slaves, these structures were massive and required great sophistication to build. The Great Pyramid of Giza, designed by architect (or polymath) Imhotep. is a fantastic example of the pyramid form at its peak. In comparing this structure to earlier mastabas and the ziggurat, one can easily see the progression of the pyramid idea.


Civilian buildings

Both domestic dwellings of the elite and the rest of the Egyptians were built with short durability materials such as bricks of mud and wood. The lack of trees in this region what added to the fact of why they were less used due to the difficulties of obtaining it. These constructions with these types of materials don’t last sufficiently because of the conditions of the arid desert.

The peasants lived in simple houses, in which of course there was no floor slabs or large columns they were made of mud bricks, while the palaces of the elite were more elaborate structures and with better materials. A few are still standing as tangible testimony of ancient Egyptian architecture.

Among these we can mention the Bad kata and Amarna palaces they show richly decorated walls and floors showing scenes with figures, as well as other topics as of birds and geometric designs.


Art and architecture of the Egyptian Old Kingdom

After simple structures in archaic era, in the Old Kingdom Egyptians started to buried pharaos in the pyramids, while other dignitaries (and less ambitious pharaohs) used mastaba.

Mastabas are tombs that have long square shape built in two levels. The above ground level contains the mortal temple, while the underground part is actually a burial chamber, in which it was able to enter through a vertical shaft that was closed by a wall.

Pirámides are geometrical bodies used to build the pharaoh tombs of the Old Kingdom. Historians believed that the shape was created by extending the obelisk, a shape through which they wanted to show a divine power and material perfection.

Initially, an obelisk served as a symbol of the Sun’s cult and it represented descending of the Sun’s rays on the earth. It is believed that the construction of the pyramids had greater meaning than a mere tombs for the rulers perhaps a certain mythological and historical obligation of the Pharaoh was that with these “ideal” form shows the perfection of the order as well as divine and material.

The period when a construction of the pyramids took place is largely unknown to historians, so it is difficult to determine with certainty the exact motives of construction of these facilities also, it is unknown the reason why construction of pyramids was stopped.

The complex of the one pyramid was consisted of so-called “temple in the valley”, which was usually a symbolic port on the Nile, followed by a fenced stone path and shrines along the pyramid itself. Today those places are called funerary temples.

In those shrines were serdabi rooms without windows and doors with two holes through which the Pharaoh statues could watch the world.

The construction of the pyramid continues in the Fifth and Sixth Dynasty, but it does not follow complexity or intensity of the pyramids in Third and Fourth Dynasty. Something new that can be seen in later pyramids (5. and 6.) was religious text written on the walls of the pyramids. Something interrupted a construction of the pyramidsin the first transition period, but it has been started in the Middle period for short time, and after that, it has been stopped forever.

Great Sphinx in Giza was discoveredin front of Khafre’e’s funeral temple. It was made from a single piece of rock, and it shows the Egyptian God Harmakhis (Horemakhet – “Horus on the horizon”). The pharaohs of the Fourth Dynasty built it, but it is not showing Pharaoh Khafre it is older than the pyramid of Khafre itself.

An art is static and two-dimensional, and is used primarily for the purposes of the funeral cult of the dead. The static is necessary in order to display the hibernation of the movement in the eternity while the two-dimensionality and strange depictions of people and animals (in the painting) are used in order to, each displayed object “secure” life so that in each object only important parts were shown. A display of a man as an example: it has to be visible both arms, both legs, head in profile in order to be able to see the nose and ear, then eye en face because in profile it is not very visible, also both sides of the chest and belly button as well as hips and feet.

In statuary, there is domination of the volume cubic shape ensures stability of the sculpture (it will take longer if there were no parts that are separated, for example, when it comes to hands of the antique sculptures whose hands were usually broken). One of the most famous groups from that period was painted representation of the prince Rahotep and his wife Nofret.


Referencias

Başak, D. Date Unknown. The Plumb Bob as a Symbol . International Plumb Bob Collectors’ Association. [Online] Available at: http://www.plumbbob.de/media//DIR_42123/DIR_85801/ed23791389243022ffff87e6ac14421f.pdf
Carlson, R. Date Unknow. Cosmic Patterns and Cycles of Catastrophe . DVD. Sacred Geometry International.
Ellis, R. 1997. Jesus: Last of the Pharaohs . Edfu Books.
Griffith, T., trans. 2003. The Vedas with Illustrative Extracts . The Book Tree.
Holst, J. 2017. The Fall of the Tektōn and The Rise of the Architect: On The Greek Origins of Architectural Craftsmanship . Architectural Histories. [Online] Available at: https://journal.eahn.org/articles/10.5334/ah.239/
Lethaby, W. 1892. Architecture, Mysticism, and Myth . First Rate Publishers.
Malkowski, E. 2007. The Spiritual Technology of Ancient Egypt . Inner Traditions.
Mark, J. 2016. Imhotep. Ancient History Encyclopedia. [Online] Available at: https://www.ancient.eu/imhotep/
Norris, S. 2016. Pontifex Maximus: the Greatest Bridge-Builder . Rome Across Europe. [Online] Available at: http://www.romeacrosseurope.com/?p=5924#sthash.NvqMkyVO.dpbs
West, J. 2012. Serpent in the Sky: the High Wisdom of Ancient Egypt . Quest Books.

Morgan

Morgan Smith is a freelance writer and researcher with a longstanding interest in ancient history. She graduated in 2015 with a Bachelor of Arts in Letters, focusing on classical civilization, Latin language and literature, and anthropology. Her current research explores. Lee mas


Ver el vídeo: Arquitectura Antiguo Egipto