Nace el futuro presidente John F. Kennedy

Nace el futuro presidente John F. Kennedy


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Uno de los presidentes más queridos de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, nace en una familia prominente política y socialmente en Brookline, Massachusetts, el 29 de mayo de 1917. Fue el primer presidente estadounidense en nacer y luego servir en el siglo XX.

En 1935, Kennedy se matriculó en la Universidad de Harvard y recibió una licenciatura en asuntos internacionales con honores en 1940. Mientras estuvo allí, sufrió una debilitante lesión en la espalda que tendría repercusiones de por vida. Después de la universidad, Kennedy sirvió en un barco de la Marina PT en la Segunda Guerra Mundial. En 1952, ganó un escaño en la Cámara de Representantes y luego sirvió en el Senado durante siete años, comenzando en 1953. También en 1953, se casó con Jacqueline Bouvier. En los años siguientes, Kennedy se sometió a varias operaciones de columna peligrosas; Fue durante su recuperación de una de esas operaciones que escribió la historia de los ganadores del Premio Pulitzer. Perfiles de valentía. Desafortunadamente, las operaciones nunca lograron curar su persistente dolor de espalda y, por el resto de su vida, Kennedy tomó una poderosa combinación de analgésicos, relajantes musculares y pastillas para dormir, un hecho que ocultó con éxito al público. El dolor, sin embargo, no le impidió convertirse en una estrella demócrata en ascenso en el Senado; se postuló para la presidencia en 1960.

LEER MÁS: Cómo JFK ganó dos medallas en la Segunda Guerra Mundial

El apoyo de Kennedy a las políticas económicas y sociales liberales, como los derechos civiles y el aumento de la financiación para la educación y la vivienda pública, además de su fuerte postura anticomunista, atrajo a una amplia muestra representativa de estadounidenses durante la campaña presidencial. Además de su filosofía política, Kennedy aprovechó sus atractivos rasgos y su carismática personalidad para vencer al candidato republicano Richard Nixon y convertirse en el 35º presidente de la nación. En un debate televisado, el bien arreglado y relajado Kennedy había parecido más presidencial que un Nixon de aspecto demacrado, sin afeitar y visiblemente nervioso. Muchos observadores creyeron que este debate fue fundamental para su éxito.

El presidente Kennedy fue el hombre más joven jamás elegido para el cargo. Su juventud, inteligencia y mundanalidad, junto con su esposa hermosa, elegante y muy admirada, encantaron tanto a los estadounidenses como a los europeos. Sus hijos, Caroline y John Jr., a menudo eran fotografiados retozando por los terrenos de la Casa Blanca con sus mascotas o jugando debajo del escritorio de su padre en la Oficina Oval. El hermano de Kennedy, Bobby, también joven y entusiasta, se desempeñó como su fiscal general y consejero más cercano. El público estadounidense veía cada vez más a la familia Kennedy como una especie de realeza estadounidense y la prensa retrataba a la administración de Kennedy como una especie de sociedad moderna. Camelot, con el propio presidente como el rey Arturo presidiendo una sociedad ideal.

LEER MÁS: 10 cosas que quizás no sepa sobre John F. Kennedy

Como presidente, Kennedy combinó una postura ferviente contra el comunismo con una agenda doméstica liberal. Fue un firme defensor de los derechos civiles y un halcón de la Guerra Fría. Autorizó operaciones encubiertas para sacar a Fidel Castro del poder y, en 1962, desafió a la Unión Soviética a retirar los misiles nucleares instalados en Cuba. La resultante Crisis de los Misiles Cubanos fue un enfrentamiento terriblemente tenso entre JFK y el líder soviético Nikita Khrushchev que llevó a las dos superpotencias nucleares al borde de la guerra. JFK también buscó medios pacíficos para combatir el comunismo: estableció el Cuerpo de Paz y financió programas de investigación científica para combatir la pobreza y las enfermedades y brindar ayuda a las naciones en desarrollo. Al alentar a la juventud estadounidense a donar su tiempo y energía a la ayuda internacional, JFK esperaba brindar modelos democráticos positivos a las naciones en desarrollo. En un discurso de 1961, Kennedy abogó por un vigoroso programa espacial estadounidense y se comprometió a enviar a un estadounidense a la Luna para fines de la década de 1960.

En 1963, Kennedy fue asesinado mientras conducía por Dallas, Texas, en un convertible. Lee Harvey Oswald le disparó a Kennedy en la cabeza desde el sexto piso de un depósito de libros. El gobernador de Texas, John Connally, y Jackie Kennedy también estaban en el automóvil. Connally recibió un golpe en la espalda, el pecho, la muñeca y el muslo, pero finalmente se recuperó por completo. Jackie resultó ileso.

Un transeúnte llamado Abraham Zapruder capturó el tiroteo con su cámara de cine casera de 8 mm. La película de Zapruder proporcionó imágenes gráficas de la muerte de JFK y ha sido analizada sin cesar en busca de evidencia de una posible conspiración. En 1964, la Comisión Warren, designada por el gobierno federal, investigó el asesinato y concluyó que Oswald actuó solo. Algunos eruditos, investigadores y detectives aficionados, sin embargo, todavía insisten en que la muerte de Kennedy fue un golpe de estado cometido por anticomunistas estadounidenses de línea dura que temían que Kennedy retirara a los asesores estadounidenses que había enviado a Vietnam en 1962 y actuara con suavidad ante la situación. amenaza comunista de la URSS. Otra teoría de la conspiración implica un esfuerzo concertado del crimen organizado, el Pentágono y la CIA para asesinar al presidente; Esta vista fue adaptada por Oliver Stone en la película de 1991 JFK.

Kennedy está enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington, donde una llama eterna arde en su memoria.

LEER MÁS: Asesinato de John F. Kennedy


Nace el futuro presidente John F. Kennedy - HISTORIA

“El hombre tiene en sus manos mortales el poder de abolir todas las formas de pobreza humana y todas las formas de vida humana. Y, sin embargo, las mismas creencias revolucionarias por las que lucharon nuestros antepasados ​​todavía están en discusión en todo el mundo & # 8230 ".

Presidente Kennedy, discurso inaugural de 1961

Donde China y Rusia lideran actualmente un nuevo paradigma de cooperación y desarrollo, se olvida con demasiada facilidad que Estados Unidos mismo había encarnado una vez este espíritu anticolonial bajo la visión de política exterior de John F. Kennedy. A pesar de que el joven líder murió en el cargo antes de que el efecto completo de su gran visión pudiera afianzarse, vale la pena revisar su lucha y su intención declarada de un mundo poscolonial gobernado por la cooperación de beneficio mutuo. Este ejercicio es especialmente importante ahora que nos acercamos al aniversario del asesinato de John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963.

La muerte de FDR y el surgimiento de la Nueva Roma

Estados Unidos no se convirtió en un "gigante tonto" imperial después de la Segunda Guerra Mundial sin una pelea importante.

Con la muerte de FDR, Estados Unidos comenzó a actuar cada vez más como un imperio en el extranjero y un estado policial racista bajo el macartismo dentro de sus propias fronteras. Durante este tiempo, aquellos aliados de FDR que estaban comprometidos con la visión anticolonial de posguerra de Roosevelt, se unieron en torno a la candidatura presidencial de 1948 del ex vicepresidente Henry Wallace con el Partido Progresista de América. Cuando este esfuerzo fracasó, un estado policial absoluto se hizo cargo y los mismos fascistas que habían patrocinado la Segunda Guerra Mundial tomaron las riendas del poder.

Estos "monárquicos económicos" disfrutaron del control total cuando el presidente títere Harry S. Truman se rió mientras arrojaba bombas sobre un Japón derrotado y apoyaba felizmente el nuevo papel de Estados Unidos como reconquistador de naciones que buscaron la independencia después de la Segunda Guerra Mundial. Si bien no se puede argumentar que el presidente Eisenhower, políticamente ingenuo, tenía algunas cualidades redentoras, en su mayor parte, su administración de 8 años estuvo a cargo de los hermanos Dulles y Wall Street, y no fue hasta el 17 de enero de 1961 cuando hizo un cambio. esfuerzo serio por hablar abiertamente sobre el complejo industrial militar que había crecido como un cáncer bajo su supervisión.

Surge una nueva esperanza en 1961

No era ningún secreto a quién estaba advirtiendo el presidente saliente. Tres días después de su discurso, un joven John F. Kennedy fue investido presidente número 35 de los Estados Unidos ante la gran esperanza de muchos antifascistas en Estados Unidos y en el extranjero.

Hoy en día se pasa por alto con demasiada frecuencia, pero la posición anticolonial de JFK no fue un secreto durante su década como senador y congresista. A pesar de que su pedigrí familiar estaba manchado con la mafia y los lazos de JP Morgan con su traicionero padre "Papa Joe", John Kennedy estaba hecho de un material más resistente.

De gira por Asia y el Medio Oriente en la década de 1950, un joven senador Kennedy expresó su sensibilidad hacia la difícil situación del mundo árabe y el problema del imperialismo estadounidense cuando dijo: & # 8220Nuestra intervención en nombre de las inversiones petroleras de Inglaterra & # 8217 en Irán, dirigida más a la preservación de intereses fuera de Irán que al propio desarrollo de Irán & # 8217 & # 8230. Nuestro fracaso en tratar de manera efectiva después de tres años con la terrible tragedia humana de los más de 700,000 refugiados árabes [palestinos], estas son cosas que no se han sentado bien con los deseos árabes y han dejado vacías las promesas de la Voz de América & # 8230 ".

Más tarde, hablando en un discurso de 1960 sobre el fin del colonialismo en África, JFK expresó su comprensión de la demanda africana de una independencia genuina diciendo: & # 8220Llámalo nacionalismo, llámalo anticolonialismo, África está atravesando una revolución & # 8230. Los africanos quieren un nivel de vida más alto. El setenta y cinco por ciento de la población vive ahora de la agricultura de subsistencia. Quieren una oportunidad para administrar y beneficiarse directamente de los recursos en, sobre y debajo de su tierra & # 8230. Los pueblos africanos creen que la ciencia, la tecnología y la educación disponibles en el mundo moderno pueden superar su lucha por la existencia, que su pobreza, miseria, ignorancia y enfermedad pueden ser conquistadas & # 8230. [El] equilibrio de poder está cambiando & # 8230 a las manos de las dos terceras partes del mundo & # 8217 de personas que quieren compartir lo que la tercera parte ya ha dado por sentado & # 8230 & # 8221.

JFK lucha contra el estado profundo

Los hermanos Dulles de Wall Street, que juntos dirigían la CIA y el Departamento de Estado, habían realizado varios esfuerzos importantes para sabotear la iniciativa de las "nuevas fronteras" de Kennedy que cautivó la imaginación de jóvenes y mayores por igual. El programa de Kennedy fue impulsado por la infraestructura a gran escala en el país y el progreso científico y tecnológico avanzado en el sector en desarrollo en el extranjero. Intentando romper esa trayectoria, Allen Dulles había preparado la invasión de Bahía de Cochinos a Cuba meses antes de que Kennedy entrara en escena, lo que fue casi un desastre para el mundo. Apenas unos días antes de la toma de posesión de Kennedy, Allan Dulles se aseguró de que un aliado pro Kennedy que acababa de ganar el poder en el Congo llamado Patrice Lumumba fuera asesinado a sangre fría sabiendo que se culparía a JFK, y se hicieron todos los esfuerzos posibles para respaldar a los fascistas franceses. tratando de detener el movimiento independentista argelino a espaldas de JFK. Tanto la invasión cubana como el asesinato de Lumumba han sido atribuidos a Kennedy hasta el día de hoy.

En respuesta a esta traición, JFK tomó la decisión audaz de despedir al director de la CIA, Allan Dulles, y a dos directores de la CIA conectados con Wall Street el 29 de noviembre de 1961, diciendo que pronto “Astilla la C.I.A. en mil pedazos y esparcirlo a los vientos ".

Reconociendo la locura de los Guerreros Fríos de suma cero que solo podían mirar el mundo a través de la perversidad de una lente hobbesiana de "cada uno contra todos", JFK no solo se mantuvo solo frente a toda la gama de jefes conjuntos hambrientos de guerra que pedían la guerra con Rusia durante el infame "enfrentamiento de 13 días" (y parodiado por el brillante Dr. Strangelove de Kubrick), pero también siguió el consejo de los generales MacArthur y Charles de Gaulle, quienes le advirtieron que evitara todas las trampas de una "guerra terrestre en Vietnam". En este punto, JFK introdujo NSAM 263 en octubre de 1963 para comenzar una retirada completa del sudeste asiático.

Discurso de JFK del 10 de junio de 1963 ¿Qué tipo de paz buscamos? Mostró su resistencia a los imperialistas en América.

Lo que fue especialmente intolerable fue que JFK comenzó a desafiar las reglas fijas del juego de suma cero de la Guerra Fría cuando anunció una nueva misión para llevar a un hombre a la luna "dentro de la década". Esto habría sido tolerable si el esfuerzo se hubiera mantenido dentro de una ideología geopolítica de “competencia contra los malvados comunistas”. Pero JFK sabía más y pidió una asociación entre Estados Unidos y Rusia para desarrollar conjuntamente tecnologías avanzadas que hagan del programa espacial un proyecto para la paz humana. Esta visión estratégica poco conocida, anunciada en un discurso de la ONU el 20 de septiembre de 1963, muestra cómo una carrera armamentista en el espacio, que hoy amenaza la tierra, podría haberse evitado y la propia Guerra Fría acabada décadas antes del colapso de la Unión Soviética:

Los esfuerzos de JFK para construir puentes con Rusia fueron de vital importancia, ya que dieron como resultado la aprobación del tratado de prohibición de ensayos el 5 de agosto de 1963, y se despertaron esperanzas de un final temprano de la Guerra Fría a través del desarrollo mutuo de las partes más pobres de la región. mundo. Esta era la estrategia del “New Deal Internacional” por la que habían luchado patriotas como Henry Wallace y Paul Robeson desde 1946-1959.

En África, Asia y otras antiguas colonias, JFK había trabajado duro para construir relaciones con los líderes panafricanos Kwame Nkrumah, Patrice Lumumba, así como con Gamal Nasser de Egipto, Jawaharlal Nehru de India y el presidente de Vietnam del Sur Diem para brindar asistencia estadounidense para la construcción de grandes edificios. proyectos de infraestructura como la presa de Akosombo en Ghana, energía nuclear en Egipto y Vietnam e industrias del acero en India. Hoy la presa de Akosombo se erige con una placa dedicada al “martirizado John F. Kennedy”. Como demuestra el historiador Anton Chaitkin en su increíble obra de 2013 "JFK vs the Empire", esto no sucedió sin una gran pelea con los magnates del acero controlados por JP Morgan que aumentaron artificialmente el precio del acero para hacer que estos proyectos fueran financieramente imposibles.

¿Cómo se financiarían estos proyectos? Ciertamente, el crédito fiscal industrial de Kennedy fue de gran ayuda, pero cuando quedó claro que los bancos de Wall Street y la Reserva Federal estaban obstruyendo el flujo de crédito para el desarrollo a largo plazo, JFK presentó el proyecto de ley 11110 para comenzar a emitir moneda respaldada por plata a través del Tesoro. en lugar del sistema de banca central privada el 4 de junio de 1963, que habría liberado a Estados Unidos de la banca central privada por primera vez desde 1913.

El complot para matar a Kennedy

El fiscal de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, interpretado por Kevin Costner en la película JFK de Oliver Stone de 1992, hizo más de lo que mucha gente cree al exponer las redes que dirigieron el asesinato de JFK y su posterior encubrimiento. Sin entrar en detalles de las múltiples balas que mataron a Kennedy desde varias direcciones (especialmente el disparo letal en la cabeza que obviamente lo golpeó DESDE EL FRENTE como se muestra en la película de Zapruder que había sido suprimida durante varios años), veamos algunas pruebas menos conocidas descubiertas. por Garrison.

En su libro de 1991 "Tras el rastro de los asesinos", Garrison escribió sobre una oficina internacional de asesinatos llamada Permindex y la Organización Mundial del Comercio en cuyos directorios se encontraba el activo de la CIA Clay Shaw (la figura interpretada por Tommy Lee Jones en la película biográfica de Stone). Garrison escribió: “La CIA, que aparentemente había estado llevando a cabo su propia política exterior durante algún tiempo, había comenzado un proyecto en Italia ya a principios de la década de 1950. La organización, llamada Centro Mondiale Commerciale, se formó inicialmente en Montreal, luego se mudó a Roma en 1961. Entre los miembros de su junta directiva, supimos, había un Clay Shaw de Nueva Orleans ”. Garrison citó al investigador francés Paris Flammonde cuando lo describió como "Un caparazón de superficialidad ... compuesto por canales a través de los cuales el dinero fluía de un lado a otro sin que nadie supiera las fuentes o el destino de estos activos líquidos".

Garrison señaló que Permindex había sido expulsado de Italia, Suiza y Francia por buenas razones: "En cuanto a Permindex ..., entre otras cosas, había financiado en secreto la oposición de la Organización del Ejército Secreto Francés (OEA) al apoyo del presidente De Gaulle a la independencia de Argelia, incluidos sus supuestos intentos de asesinato de De Gaulle".

Después de nombrar a los otros miembros pro-fascistas, muchos de los cuales estaban conectados con familias reales y bancos europeos, Garrison señaló al propietario del WTC. "Uno de los principales accionistas del Centro era un mayor Louis M. Bloomfield, un residente de Montreal ... y ex agente de la Oficina de Servicios Estratégicos, de la cual Estados Unidos había formado la CIA".

Bloomfield y el nacimiento real del movimiento anti-crecimiento

Dado que tanto el World Trade Center como Permindex eran propiedad de Bloomfield, su papel en esta historia no puede pasarse por alto y nos lleva directamente al corazón de la agenda para matar a Kennedy.

Bloomfield no solo jugó un papel clave trabajando junto a Rhodes Scholars en Canadá, como el ministro de Justicia, Davie Fulton, para detener los proyectos de aguas continentales defendidos por JFK y líderes canadienses a favor del desarrollo como John Diefenbaker, Premier Daniel Johnson y BC Premier WAC Bennett, sino que También desempeñó un papel de liderazgo como miembro fundador del Club 1001 junto con otros gerentes de alto nivel de la oligarquía como Maurice Strong, Peter Munk (de Barrick Gold) y el magnate de los medios Conrad Black. Para aquellos que no lo sepan, el Club 1001 fue un fideicomiso especial creado bajo el príncipe Bernhard de los Países Bajos y el príncipe Philip Mountbatten para financiar el nuevo movimiento ecológico como base para un nuevo imperialismo global que hoy se impulsa bajo el marco de la Cop 25. y el Green New Deal.

Philp y Bernhard no solo fueron cofundadores del Fondo Mundial para la Naturaleza en 1961, sino que también apoyaron el Manifiesto Morges del crecimiento anti-tecnológico, que WWF acredita como el comienzo del movimiento verde moderno. Bloomfield se desempeñó como vicepresidente del Fondo Mundial para la Naturaleza mientras el Príncipe Felipe fue presidente, y luego entregó el testigo a Maurice Strong. El Manifiesto de Morges fue el primer intento de culpar de los males de la humanidad al anhelo de progreso científico y tecnológico en sí mismo, más que a las tradiciones imperiales de los oligarcas consanguíneos.

Un coautor del Manifiesto Morges y cofundador de WWF fue Sir Julian Huxley. Huxley fue un destacado eugenista que expuso la intención del nuevo movimiento imperial contra el que JFK se rebeló valientemente en su manifiesto de fundación de la UNESCO de 1946 cuando dijo “Aunque es bastante cierto que cualquier política eugenésica radical será durante muchos años política y psicológicamente imposible, será importante que la UNESCO se asegure de que el problema eugenésico se examine con el mayor cuidado y de que la opinión pública esté informada de los cuestiones en juego, de modo que mucho de lo que ahora es impensable pueda al menos volverse pensable ". El hecho de que las personas de piel oscura sean las más despiadadamente afectadas por los esquemas de descarbonización y las "tecnologías apropiadas", como los costosos molinos de viento y los paneles solares hoy en día, no es una coincidencia.

Paradigmas de sistemas abiertos y cerrados

Entonces, ¿POR QUÉ los fundadores del movimiento ecológico, que hoy está impulsando un gobierno mundial verde global, hubieran deseado ver al presidente Kennedy asesinado?

Si dijera que es porque quieren la despoblación o el gobierno mundial, sería demasiado simple.

Sería mejor decir que JFK estaba desencadenando conscientemente los poderes innatos de la razón creativa como principio rector de la economía política. Creía en una visión antioligárquica de la humanidad hecha a imagen viva de Dios y lo dijo repetidamente. Creía que la mente humana podía vencer todos los desafíos que tanto la naturaleza, el vicio como la ignorancia pueden lanzarnos. JFK no veía el mundo a través de una lente de suma cero, ni creía en el paradigma maltusiano de "límites al crecimiento" que sus asesinos promulgaron después de su muerte. De hecho, JFK argumentó contra el maltusianismo por su nombre.

Hoy en día, esos zombis tecnocráticos del New Dealing verde que dominan el estado occidental profundo están horrorizados al presenciar el despertar del espíritu de JFK en el liderazgo de estadistas poderosos como Xi Jinping de China y Vladimir Putin de Rusia, que han creado un nuevo paradigma de cooperación, evitación de la guerra y proyectos de infraestructura en el marco de la creciente Nueva Ruta de la Seda, así como ambiciosos proyectos espaciales que están llevando rápidamente a la Luna, Marte y otros cuerpos celestes a la esfera de nuestra actividad económica.

También debe tenerse en cuenta que, a pesar de todos sus problemas, el presidente Trump se ha convertido en el primer presidente estadounidense desde JFK en desafiar seriamente al Estado Profundo, despedir a un importante director del FBI, denunciar el complejo industrial militar e impulsar la amistad con Rusia y China. La venganza de Kennedy se puede lograr mejor si el pueblo estadounidense hace todo lo posible para apoyar la lucha contra este cáncer maltusiano e impulsa la participación de Estados Unidos en ese nuevo paradigma antes de que un colapso económico arroje a Estados Unidos a una nueva Edad Oscura.


John F. Kennedy: impacto y legado

John F. Kennedy había prometido mucho, pero nunca tuvo la oportunidad de llevar a cabo su programa. Fue, en palabras de un notable biógrafo, "una vida inconclusa". Por esa razón, las evaluaciones de la presidencia de Kennedy siguen siendo mixtas.

Kennedy jugó un papel en la revolución de la política estadounidense. La televisión comenzó a tener un impacto real en los votantes y las campañas electorales prolongadas se convirtieron en la norma. El estilo se convirtió en un complemento esencial de la sustancia.

Antes de ganar la presidencia, Kennedy había vivido una vida de privilegios y comodidades, y su carrera relativamente corta en el Congreso no había sido destacable. Muchos votantes anhelaban el dinamismo que implicaba la juventud y la política de Kennedy, pero a otros les preocupaba que la inexperiencia de Kennedy lo convirtiera en una mala elección para liderar la nación durante una época tan desafiante.

Los primeros errores de juicio, particularmente en el fiasco de Bahía de Cochinos, aparentemente confirmaron estos temores. En el verano de 1962, la administración estaba en problemas. Un clima de Guerra Fría particularmente difícil en el extranjero, un Congreso antagónico en casa, grupos de activistas cada vez más audaces que luchaban por el cambio y una perspectiva económica desalentadora contribuyeron a una visión cada vez más negativa de la Casa Blanca de Kennedy.

Esa impresión comenzó a cambiar en el otoño de 1962. La habilidad política — y algo de suerte — llevaron a un éxito notable en el enfrentamiento sobre Cuba. La situación económica mejoró. Las duras y difíciles negociaciones finalmente dieron como resultado un tratado de prohibición parcial de los ensayos nucleares. Y el trabajo de los activistas de los derechos civiles y la ocasional intervención limitada del gobierno federal estaban desgastando lenta pero constantemente el poder de los segregacionistas del Sur.

Pero seguían existiendo problemas graves. Durante el verano y el otoño de 1963, la situación en Vietnam del Sur se deterioró. Al final de la presidencia de Kennedy, se habían enviado al país 16.000 “asesores” militares estadounidenses. Más importante aún, la administración aparentemente no tenía un plan realista para resolver el conflicto. En el área de los derechos civiles, se habían logrado algunos avances, pero estos éxitos se habían producido principalmente a pesar de, no gracias a, la Casa Blanca. El conflicto sangriento se estaba volviendo más frecuente en las calles de Estados Unidos y la injusticia racial seguía siendo desenfrenada.

Las evaluaciones de la presidencia de Kennedy han abarcado un amplio espectro. Los primeros estudios, los más influyentes de los cuales fueron escritos por New Frontiersmen cerca de Kennedy, fueron abiertamente admirados. Se basaron en el dolor colectivo del asesinato público de Kennedy, el trauma nacional por excelencia. Más tarde, muchos historiadores se centraron en el lado más sórdido de los tratos familiares de Kennedy y la cuestionable moral personal de John Kennedy. Trabajos más recientes han intentado encontrar un término medio.

En la memoria popular de la nación, Kennedy todavía inspira fascinación como líder carismático y convincente durante un período de inmenso desafío al cuerpo político estadounidense.


Pero Goethe nos dice en su poema más grande que Fausto perdió la libertad de su alma cuando dijo al momento que pasaba: "Quédate, eres tan hermosa". Y nuestra libertad también está en peligro si nos detenemos por un momento que pasa, si descansamos en nuestros logros, si resistimos el ritmo del progreso. Porque el tiempo y el mundo no se detienen. El cambio es la ley de la vida. Y aquellos que miran sólo al pasado o al presente seguramente se perderán el futuro. " - "Discurso en el Salón de Asambleas de la Paulskirche de Frankfurt (266)", 25 de junio de 1963, Documentos públicos de los presidentes: John F. Kennedy, 1963.

"Los niños son el recurso más valioso del mundo y su mejor esperanza para el futuro". - "Re: Comité de los Estados Unidos para UNICEF el 25 de julio de 1963". Papeles de John F. Kennedy. Papeles presidenciales. Archivos centrales de la Casa Blanca. Archivo cronológico. Serie 1. Correspondencia ejecutiva saliente del presidente, casilla 11, carpeta: "Julio de 1963: 16-31", JFKL.

"Podemos decir con cierta seguridad que, aunque los niños pueden ser víctimas del destino, no serán víctimas de nuestra negligencia". - "Observaciones al firmar el Proyecto de Ley de Planificación de Salud Maternoinfantil y Retraso Mental (434)", 24 de octubre de 1963, Documentos públicos de los presidentes: John F. Kennedy, 1963.


Для показа рекламных объявлений Etsy по интересам используются технические решения сторонний иймом.

Мы привлекаем к этому партнеров по маркетингу и рекламе (которые могут располагать собрасполагать собрасполагать собрасполагать собранолагать собранений имимаме) Отказ не означает прекращения демонстрации рекламы Etsy или изменений в алгоритмах персонализации Etsy, но может привести к тому, что реклама будет повторяться чаще и станет менее актуальной. Подробнее в нашей Политике в отношении файлов Cookie и схожих технологий.


Candidato presidencial y presidencia

Kennedy & aposs ocho años de carrera en el Senado fue relativamente poco distinguida. Aburrido por los problemas específicos de Massachusetts en los que tenía que dedicar gran parte de su tiempo, Kennedy se sintió más atraído por los desafíos internacionales planteados por la Unión Soviética y un arsenal nuclear cada vez mayor y la batalla de la Guerra Fría por los corazones y las mentes de las naciones del Tercer Mundo. En 1956, Kennedy estuvo a punto de ser seleccionado como candidato presidencial demócrata Adlai Stevenson y compañero de fórmula de un candidato, pero finalmente fue ignorado por Estes Kefauver de Tennessee. Cuatro años después, Kennedy decidió postularse para presidente.

En las primarias demócratas de 1960, Kennedy superó a su principal oponente, Hubert Humphrey, con una organización y recursos financieros superiores. Kennedy eligió al líder de la mayoría del Senado, Lyndon B. Johnson, como su compañero de fórmula, y se enfrentó al vicepresidente Richard Nixon en las elecciones generales. La elección se centró en gran medida en una serie de debates nacionales televisados ​​en los que Kennedy superó a Nixon, un polemista experimentado y hábil, al parecer relajado, saludable y vigoroso en contraste con su pálido y tenso oponente. El 8 de noviembre de 1960, Kennedy derrotó a Nixon por un margen muy estrecho para convertirse en el 35º presidente de los Estados Unidos de América.

La elección de Kennedy & aposs fue histórica en varios aspectos. A la edad de 43 años, fue el segundo presidente estadounidense más joven de la historia, solo superado por Theodore Roosevelt, quien asumió el cargo a los 42. También fue el primer presidente católico y el primer presidente nacido en el siglo XX. Al pronunciar su legendario discurso inaugural el 20 de enero de 1961, Kennedy trató de inspirar a todos los estadounidenses a una ciudadanía más activa. "No preguntes qué puede hacer tu país por ti", dijo. & quotPregunte qué puede hacer por su país & quot.

Relaciones Exteriores

Kennedy y uno de sus mayores logros durante su breve mandato como presidente se produjeron en el ámbito de los asuntos exteriores. Aprovechando el espíritu de activismo que había ayudado a encender, Kennedy creó el Cuerpo de Paz por orden ejecutiva en 1961. Para fines de siglo, más de 170.000 voluntarios del Cuerpo de Paz servirían en 135 países. También en 1961, Kennedy creó la Alianza para el Progreso para fomentar mayores lazos económicos con América Latina, con la esperanza de aliviar la pobreza y frustrar la expansión del comunismo en la región.

Kennedy también presidió una serie de crisis internacionales. El 15 de abril de 1961, autorizó una misión encubierta para derrocar al líder cubano de izquierda Fidel Castro con un grupo de 1.500 refugiados cubanos entrenados por la CIA. Conocida como la invasión de Bahía de Cochinos, la misión resultó ser un fracaso absoluto, lo que provocó una gran vergüenza en Kennedy.

En agosto de 1961, para detener las oleadas masivas de emigración de la Alemania Oriental dominada por los soviéticos a la Alemania Occidental aliada de Estados Unidos a través de la ciudad dividida de Berlín, Nikita Khrushchev ordenó la construcción del Muro de Berlín, que se convirtió en el principal símbolo de la Guerra Fría.

Sin embargo, la mayor crisis de la administración Kennedy fue la Crisis de los Misiles en Cuba de octubre de 1962. Al descubrir que la Unión Soviética había enviado misiles nucleares balísticos a Cuba, Kennedy bloqueó la isla y prometió defender a Estados Unidos a cualquier costo. Después de varios de los días más tensos de la historia, durante los cuales el mundo parecía al borde de la aniquilación nuclear, la Unión Soviética acordó retirar los misiles a cambio de la promesa de Kennedy de no invadir Cuba y retirar los misiles estadounidenses de Turquía. Ocho meses después, en junio de 1963, Kennedy negoció con éxito el Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares con Gran Bretaña y la Unión Soviética, lo que ayudó a aliviar las tensiones de la Guerra Fría. Fue uno de sus logros de los que más se enorgullece.

Política doméstica

El historial del presidente Kennedy y de un apóstol en materia de política interior fue bastante heterogéneo. Al asumir el cargo en medio de una recesión, propuso recortes radicales de impuestos sobre la renta, aumento del salario mínimo e instituir nuevos programas sociales para mejorar la educación, la atención médica y el transporte público. Sin embargo, obstaculizado por relaciones tibias con el Congreso, Kennedy solo logró una parte de su agenda: un modesto aumento del salario mínimo y rebajas de impuestos diluidas.

El tema interno más polémico de Kennedy y una presidencia exótica fueron los derechos civiles. Constreñido por los demócratas del sur en el Congreso que se oponían rotundamente a los derechos civiles de los ciudadanos negros, Kennedy ofreció solo un tibio apoyo a las reformas de los derechos civiles al principio de su mandato. & # XA0

Sin embargo, en septiembre de 1962, Kennedy envió a su hermano, el fiscal general Robert Kennedy, a Mississippi para utilizar a la Guardia Nacional y a los alguaciles federales para escoltar y defender al activista de derechos civiles James Meredith, ya que se convirtió en el primer estudiante negro en inscribirse en la Universidad de Mississippi en octubre. 1, 1962. Cerca de finales de 1963, a raíz de la Marcha sobre Washington y de Martin Luther King Jr. & un discurso "Tuve un Sueño", Kennedy finalmente envió un proyecto de ley de derechos civiles al Congreso. Uno de los últimos actos de su presidencia y de su vida, el proyecto de ley Kennedy & aposs finalmente se aprobó como la histórica Ley de Derechos Civiles en 1964.


Este día en la historia: nació John F. Kennedy

Hoy, en 1917, John F. Kennedy, el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos y el primero en nacer en el siglo XX, nació en Brookline, Massachusetts.

De ascendencia irlandesa, el presidente Kennedy fue el hombre más joven en ser elegido presidente, y también fue el más joven en morir.

Graduado de Harvard en 1940, ingresó en la Marina. In 1943, when his PT boat was rammed and sunk by a Japanese destroyer, Kennedy, despite grave injuries, led the survivors through perilous waters to safety.

Having returned from the war, he became a Democratic Congressman from the Boston area, advancing in 1953 to the Senate. He married Jacqueline Bouvier on September 12, 1953. In 1955, while recuperating from a back operation, he wrote Profiles in Courage, which won the Pulitzer Prize in history. Read more about President Kennedy's life and legacy here.

Aaron Shikler's iconic 1971 portrait of President Kennedy in a contemplative pose hangs in the cross hall in the central corridor of the White House's State Floor.


Events and Accomplishments

Domestic policy: Kennedy had a tough time getting many of his domestic programs through Congress. However, he did get an increased minimum wage, better Social Security benefits, and an urban renewal package passed. He created the Peace Corps, and his goal to get to the moon by the end of the 1960s found overwhelming support.

On the Civil Rights front, Kennedy initially did not challenge Southern Democrats. Martin Luther King, Jr. believed that only by breaking unjust laws and accepting the consequences could African-Americans show the true nature of their treatment. The press reported daily on the atrocities occurring due to nonviolent protest and civil disobedience. Kennedy used executive orders and personal appeals to aid the movement. His legislative programs, however, would not pass until after his death.

Foreign affairs: Kennedy's foreign policy began in failure with the Bay of Pigs debacle of 1961. A small force of Cuban exiles was to lead a revolt in Cuba but was captured instead. America's reputation was seriously harmed. Kennedy's confrontation with Russian leader Nikita Khrushchev in June 1961 led to the construction of the Berlin Wall. Further, Khrushchev began building nuclear missile bases in Cuba. Kennedy ordered a "quarantine" of Cuba in response. He warned that any attack from Cuba would be seen as an act of war by the USSR. This standoff led to the dismantling of the missile silos in exchange for promises that the U.S. would not invade Cuba. Kennedy also agreed to a Nuclear Test Ban Treaty in 1963 with Great Britain and the USSR.

Two other important events during his term were the Alliance for Progress (the U.S. provided aid to Latin America) and the problems in Southeast Asia. North Vietnam was sending troops through Laos to fight in South Vietnam. The South's leader, Ngo Dinh Diem, was ineffective. America increased its military advisers from 2,000 to 16,000 during this time. Diem was overthrown but new leadership was no better. When Kennedy was killed, Vietnam was approaching a boiling point.


John F. Kennedy: A look at the Irish American president's life

John FitzGerald Kennedy was born in Boston on May 29, 1917, the great-grandson of Irish Famine emigrants. Although his family arrived destitute like so many others, each generation did better than the one before, and baby Jack was born into an extremely wealthy family.

In total, there were nine Kennedy siblings – four boys and five girls – and in an age when women rarely ran for office the family’s ambitions centered on the four brothers. The oldest, Joe Jr, was hailed as a future President when born and his father Joseph Sr hoped the others would attain high office as well.

1937: Joseph Patrick Kennedy (right), his wife Rose Kennedy (second from right) and eight of their nine children, from left: Edward, Jeanne, Robert, Patricia, Eunice, Kathleen, Rosemary and John F Kennedy (Getty Images)

In 1938, JFK's father, Joe Sr, was made US Ambassador to Great Britain and Kennedy traveled with him for a time working as his secretary. His book, “Why England Slept,” was based on his Harvard University thesis and recounted the lead up to the Second World War and Britain’s inadequate preparations for the conflict. It became a bestseller, but the young JFK declined a career in journalism and joined the US Navy.

Lee mas

There, he served with distinction and was awarded a Navy and Marine Corps Medal for his bravery in action off the Solomon Islands.

John F. Kennedy, circa 1940 (Getty Images)

Early Political Career

After a brief stint as a journalist in Europe, JFK threw himself into electoral politics, with all his father’s money and connections at his beck and call.

He was twice elected Congressman for Massachusetts's 11th district before winning a tight US Senate race in 1952.

Not long after his election, he proposed to 23-year-old Jacqueline Bouvier. She took a while to accept, but the pair declared their engagement in June 1953 and married that September in what was considered the wedding of the season. The couple went on to have four children together: Arabella, a stillborn, in 1956 Caroline in 1957 John, Jr in 1960 and Patrick, who died from complications two days after he was born, in 1963.

Jackie and President Kennedy on April 14, 1961. (Getty Images)

Road to the White House

In January 1960, Kennedy told the world he was running for president. Few who knew the handsome and ambitious 42-year-old were surprised but the race against the sitting Vice President Richard Nixon proved a tough one.

Kennedy charmed voters with his authority and calmness in the nation’s first Presidential debate but ultimately triumphed only by a wafer-thin 120,000 vote margin in the popular vote. He did, however, win a comfortable 303 vote slam dunk in the electoral college with huge support in the southern states thanks to his running mate, Lyndon B. Johnson.

JFK and LBJ at the White House on August 31, 1961 (Getty Images)

JFK's Inauguration

JFK set the bar high for oratory at all subsequent inaugurations. He exhorted his fellow citizens to “Ask not what your country can do for you, ask what you can do for your country” and declared war on "common enemies of man: tyranny, poverty, disease, and war itself."

Lee mas

John F. Kennedy's inauguration in Washington, DC on January 20, 1961 (Getty Images)

Kennedy's Domestic Policy

Kennedy appointed former First Lady Eleanor Roosevelt to head a Presidential Commission into the Status of Women – leading to the Equal Pay Act of 1963. He also cautiously advanced the cause of civil rights, issuing a number of executive orders to curb discrimination.

His ‘New Frontier’ policies saw an expansion in health care for the elderly, more federal money for education and he slashed taxes.

President Kennedy meets with civil rights leaders at the White House on August 28, 1963 (Getty Images)

La política exterior

Frustrated by Congress, JFK’s primary focus during his years in the White House was on the world beyond America’s shores.

In 1961, Kennedy ordered what came to be known as the Bay of Pigs Invasion and the Cuban Revolution swept a young Fidel Castro to power.

The CIA hoped the invasion by young anti-Castro Cubans would topple Castro, depriving the Soviet Union of its greatest ally in the region.

But the invasion failed and Castro, more hostile to the US than ever, and the young dictator agreed to host Soviet intermediate ballistic missiles weapons on the island.

The Cuban Missile Crisis saw the world teeter on the edge of nuclear war until Soviet leader Khrushchev blinked and agreed to remove the missiles from Cuba. Kennedy had faced his biggest test as Commander in Chief and triumphed.

President Kennedy delivering a televised address about the strategic blockade of Cuba on October 22, 1962 (Getty Images)

John F Kennedy's assassination

Kennedy was shot and killed on November 22, 1963, in Dallas by Soviet sympathizer Leo Harvey Oswald. All Americans, and most other people around the world, remember where they were on that fateful day.

Vice President LBJ was sworn in on Air Force One that day with a stunned Jackie Kennedy at his side.

Lyndon B. Johnson being sworn in as president on Air Force One with Jackie Kennedy by his side (Getty Images)

Lee mas

President Kennedy's funeral was one of the greatest spectacles the world had ever seen, hundreds of dignitaries attended as the first Irish American Catholic President was laid to rest in Arlington, VA and an eternal flame was lit to burn forever in his memory.

The funeral for President Kennedy in Washington, DC on November 22, 1963 (Getty Images)

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!


After challenging NASA to put a man on the moon, President Kennedy became concerned about the potential costs. As a result, he proposed a cooperative effort between the U.S. and the Soviet Union during a speech at the United Nations as a way to prevent a duplication of effort. Kennedy had opposed the space program as a U.S. senator.

In addition to ordering the failed Bay of Pigs attack against Cuba, Kennedy was able to avoid war with the Soviet Union and have nuclear missiles removed from Cuba. Before signing the long-running trade embargo against the communist-led island, Kennedy instructed his aides to purchase 1,200 of his favorite Cuban cigars. Under the relaxed trade rules enacted by President Obama, individuals can now purchase up to $100 worth of cigars per visit to Cuba.


Holy Cow! History: The Memorial Day weekend that began the healing of a future president

On Memorial Day weekend, 1955, a car pulled up outside a doctor&rsquos office at 9 West 16th Street in New York City and deposited a lean, gaunt young man on the sidewalk.

The woman watching from inside later remembered, &ldquoHe was on crutches. There were two steps from the street into my office and he could hardly navigate them &mldr He could walk on the level putting his weight on his right leg, but he couldn&rsquot step up or down a step with his left foot. We could hardly get him into the office.&rdquoDr

The woman was Dr. Janet Travell, a noted expert on pain caused by muscle irritation. The man she was about to see was 38-year-old Senator John F. Kennedy.

Travell had followed a fascinating career path to arrive at this moment. Earning her medical degree from Cornell in 1928, she did her two-year residency while also serving as an ambulance surgeon for New York&rsquos police department.

Working in a Big Apple hospital just before World War II, she grew intrigued by skeletal muscle pain and pioneered new ways to treat it. Many of her techniques are still used today, 80 years later.

The junior senator from Massachusetts suffered from a myriad of medical problems. He had a sickly childhood, was hospitalized multiple times, and was even incorrectly diagnosed with leukemia (it was actually an adrenal ailment).

A football injury to one knee, followed by a serious back injury sustained in the Second World War, kept Kennedy in chronic pain. There was surgery after surgery. In fact, he wrote his notes for the Pulitzer Prize-winning book &ldquoProfiles in Courage&rdquo in bed following a 1954 operation.

Travell quickly sized up her new patient. She discovered one of Kennedy&rsquos legs was shorter than the other. So, she had lifts made for all his left shoes, which reduced stress on the back.

She injected low doses of procaine into the lumbar muscles, which drastically reduced the pain. One recommendation even became an iconic part of JFK&rsquos public imagine: She suggested he sit in a rocking chair to keep pressure off his back.

The change was swift. Soon, Kennedy&rsquos crutches were put in a closet. In their place, Americans saw a robust, energetic candidate campaigning in the 1960 presidential race. Kennedy won it in a cliffhanger (it was the closest election in American history). Bobby Kennedy, the new president&rsquos brother, even said Dr. Travell&rsquos treatment had made the victory possible.

And so on January 26, 1961, Kennedy showed his appreciation by appointing her the first woman to ever serve as Physician to the President, an official White House position.

Today, with the first female vice president serving in office, a woman serving as the president&rsquos personal doctor may not sound like much. But it was groundbreaking in 1961.

Travell&rsquos appointment was met with much grumbling among the ranks of older male doctors. However, her sterling performance quickly quieted them.

Ironically, Dr. Travell also treated Senator Barry Goldwater, a founder of today&rsquos conservative movement. That made the Arizona Republican quip, &ldquoI may have to work out a back-door arrangement with the new president,&rdquo so he could continue seeing her.

Travell loved her White House job and stayed on following Kennedy&rsquos assassination. After stepping down in 1965, she taught at George Washington University. She kept on teaching and writing and sharing her remarkable knowledge until her death in 1997 at age 95.

Time magazine expressed what made Janet Travell special in its article on her precedent-shattering appointment: &ldquoA key ingredient in any Travell prescription is her personality. Forceful but warm, enthusiastic but eminently sane, she gives her patients some of her own confidence and that intangible touch of magic that is often better than any drug or needle.&rdquo