Inscripción, Arco de Constantino I

Inscripción, Arco de Constantino I


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Arco de Constantino

IMP CAES FL CONSTANTINO MAXIMO P F AVGUSTO S P Q R QVOD INSTINCTV DIVINITATIS MENTIS MAGNITVDINE CVM EJERCITV SVO DE TAM DE SVO DE TAM DE OMNI EIVS FACTIONE VNO TEMPORE IVSTIS REM-PVBLICAM VLTVS EST ARMIS ARCVM TRIVMPHIS INSIGNEM DICAVIT

Al emperador César Flavio Constantino, el mayor, piadoso y bendito Augusto: porque él, inspirado por lo divino y por la grandeza de su mente, ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo, con Su ejército y justa fuerza de armas, el Senado y el Pueblo de Roma han dedicado este arco, decorado con triunfos.
315AD erigido

Erigido por el Senado y el Pueblo de Roma.

Temas. Este marcador histórico se incluye en esta lista de temas: Gobierno y política.

Localización. 41 & deg 53.383 & # 8242 N, 12 & deg 29.45 & # 8242 E. Marker está en Roma, Lazio, en la Ciudad Metropolitana de Roma. El marcador se encuentra en la Piazza del Colosseo a 0,3 kilómetros al sur de Via Sacra, a la derecha cuando se viaja hacia el oeste. Toque para ver el mapa. El marcador se encuentra en esta área de la oficina postal: Roma, Lazio 00184, Italia. Toque para obtener instrucciones.

Otros marcadores cercanos. Al menos otros 8 marcadores se encuentran a poca distancia de este marcador. Anfiteatro Flavio/ El Anfiteatro Flavio (a poca distancia de este marcador) Arco de Tito / Arco di Tito

(a unos 210 metros de distancia, medidos en línea directa) Neronian Foundations / Fondazioni Neroniane (a unos 240 metros de distancia) Via Nova (a unos 0,3 kilómetros de distancia) un marcador diferente también llamado Neronian Foundations / Fondazioni Neroniane (a unos 0,3 kilómetros de distancia) Nymphaeum y Cisternas contiguas / Ninfeo e Annesse Cisterne (a unos 0,3 kilómetros de distancia) El 'Estadio' / Lo 'Stadio' (a unos 0,3 kilómetros de distancia) El "Estadio" Palatino / "Stadio" Palatino (a unos 0,3 kilómetros de distancia). Toque para obtener una lista y un mapa de todos los marcadores en Roma.


Constantino I: contribuciones al cristianismo y otros logros

El ceremonial "Arco de Constantino" en Roma se construyó para conmemorar la victoria de Constantino después de la batalla del Puente Milvio. (Imagen: ArtRomanov / Shutterstock)

Constantino I fue uno de los emperadores famosos de Roma y el primero en profesar el cristianismo. Gobernó durante el siglo IV, y algunos de sus logros importantes incluyen su apoyo al cristianismo, la construcción de la ciudad de Constantinopla y la continuación de las reformas de Diocleciano.

Constantino y el cristianismo

La adopción del cristianismo por parte de Constantino marcó la transformación del cristianismo de una secta oscura a una religión dominante. Al abrazar el cristianismo, que era de naturaleza monoteísta, Constantino introdujo la noción de que el único Dios legítimo lo había elegido como único aspirante al trono. Además de tener ramificaciones políticas significativas, la idea también señaló un cambio importante en la relación entre los emperadores y lo divino. En un período en el que había múltiples contendientes por el trono imperial, esta conveniente filosofía convirtió a los pretendientes rivales en ilegítimos y aseguró la autoridad de Constantino.

Constantino y la sinceridad n. ° 8217 en la conversión

A lo largo de su carrera temprana, Constantine parecía haberse sentido fuertemente atraído por la idea de alinearse con una deidad que se interesaba personalmente por su éxito. Inicialmente, estas afirmaciones se centraban en el dios sol en su manifestación como Sol Invictus, el "sol invencible". También fue un intento deliberado de motivar a sus tropas utilizando su asociación con Sol Invictus o "el inconquistable".

Constantino afirmó que un Dios cristiano le prometió la victoria militar antes de la Batalla del Puente Milviano en el 312 d.C. (Imagen: Giulio Romano / Dominio público)

Más tarde, en 310 d.C., afirmó haber tenido una visión de Apolo prometiéndole la victoria, un evento que conmemoró en monedas. Una afirmación similar de manifestación de un Dios cristiano antes de la Batalla del Puente Milvio ha llevado a un debate entre los eruditos. Si bien algunos argumentan que estas visiones fueron invenciones cínicas de Constantino para inspirar a sus soldados antes de las invasiones militares cruciales, otros argumentan que el cristianismo era solo un culto menor en el momento de la batalla del Puente Milvio y si Constantino hubiera sido calculador, habría elegido un Dios más popular. por su visión. La oscuridad del cristianismo en su época y el hecho de que Constantino siguió siendo cristiano por el resto de su vida fueron los argumentos que respaldaron la autenticidad de su conversión.

Esta es una transcripción de la serie de videos El Imperio Romano: de Augusto a la Caída de Roma. Míralo ahora, en Wondrium.

Contradicciones de Constantino, el cristiano

Constantino, sin embargo, continuó tomando algunas acciones que parecían contrarias a su idea de ser cristiano. Por ejemplo, incluso una década después de su conversión al cristianismo, Constantino siguió acuñando monedas que representaban imágenes de dioses romanos tradicionales y su dios pagano favorito, Sol Invictus. Continuó subvencionando los templos paganos del tesoro imperial y tomó el control de la oficina del Pontifex Maximus, el sumo sacerdote de los romanos que presidía los rituales realizados a los dioses paganos tradicionales. También consultó a un oráculo pagano cuando su ciudad capital fue alcanzada por un rayo.

Además, Constantino adoptó un enfoque cauteloso en su promoción pública del cristianismo. Por ejemplo, para conmemorar la victoria después de la batalla del Puente Milvio, construyó un arco triunfal en Roma, sin embargo, la inscripción en & # 8216 El Arco de Constantino 'no menciona específicamente el cristianismo, sino que atribuye la victoria a un' poder divino 'sin nombre y 'la grandeza de la mente de Constantino'.

Constantino esperó hasta un poco antes de su muerte para bautizarse. Si bien ese bautismo tardío era una práctica común en ese momento, su dedicación a la religión ha sido cuestionada una y otra vez.

La imagen de un medallón de oro del 315 d.C. muestra a Constantino sosteniendo el cetro del gobernante habitual, que tiene forma de cruz. Mientras que el casco del emperador está decorado con el símbolo cristiano Chi-Rho, su escudo lleva al lobo que cuidó a Romulus y Remus. Constantino también se presentó como bien afeitado, el primer emperador en hacerlo en varios siglos. Este fue un intento deliberado de retratarlo como diferente a los demás. Así, con Constantino, el Imperio Romano incorporó la religión al estado y se fortaleció. Para Constantino, el monoteísmo cristiano era solo un medio para un fin, una legitimación de su visión del emperador único.

Constantino, el intervencionista

Constantino parecía sentirse atraído por los corolarios políticos de una religión monoteísta, ya que ofrecía una forma de sofocar la división política, pero luego parece haber extendido esta idea a la religión misma, decidiendo que era malo que hubiera algún fraccionalismo religioso entre ellos. Cristianos. Por lo tanto, asumió un papel activo en el intento de resolver varias disputas puramente teológicas que amenazaban con fracturar la comunidad cristiana primitiva.

Constantino I presidió la reunión de los obispos
en el Primer Concilio de Nicea en 325 DC.
(Imagen: autor desconocido / dominio público)

En mayo del 325 d.C., presidió una reunión de más de trescientos obispos en el Concilio de Nicea. El concilio debatió sobre el estatus divino de Jesús e instituyó el documento llamado Credo de Nicea, una declaración de la Iglesia Ortodoxa para tratar con ciertas voces de disensión. La línea clave del Credo declara que Cristo, Dios y el Espíritu Santo "contienen la misma esencia divina", y hasta el día de hoy, esta sigue siendo la doctrina central de la Iglesia Católica.

Más que ser solo un líder de la Iglesia, Constantino incluso parece haberse visto a sí mismo como el equivalente de un apóstol. Construyó una basílica que contiene estatuas de los 12 apóstoles tradicionales y en su centro dejó un nicho para una estatua de sí mismo.

Constantinopla, la capital oriental

Uno de los logros más importantes de Constantino fue la construcción de la impresionante ciudad de Constantinopla para que fuera la capital oriental del imperio. Seleccionó la antigua colonia griega de Bizancio y la reconstruyó por completo en una nueva capital espectacular, y la nombró en su honor, Constantinopla. La antigua ciudad se encuentra en la actual Turquía y ahora se conoce como Estambul.

La gran nueva capital oriental de Constantinopla se dedicó oficialmente el 11 de mayo de 330 d.C. Estaba dotado de las mismas características que la capital occidental de Roma e incluía un gran palacio, un anfiteatro, un hipódromo para carreras de carros, un senado y bibliotecas. La ciudad se dividió en catorce distritos y Constantino residió allí durante la mayor parte del resto de su reinado.

La capital oriental estaba estratégicamente ubicada para pasar por alto y controlar el Bósforo, el estrecho que unía el Mar Mediterráneo con el Mar Negro. El puerto natural, junto con la posición geográfica entre Europa y Asia, pronto convirtió a Constantinopla en una próspera ciudad portuaria. También estaba situado en una península de tierra altamente defendible rodeada de agua por tres lados. Además, los enormes muros concéntricos alrededor de Constantinopla eran tan impermeables que pudieron fortificar la ciudad de los asaltos durante más de 1.000 años.

Constantino estaba tan enamorado de la ciudad que desvergonzadamente saqueó ciudades y monumentos existentes para embellecer su nueva capital. Incluso llegó al extremo de trasladar el trípode sagrado y la estatua de Apolo del santuario griego sagrado de Delfos a la nueva capital. También construyó varias iglesias importantes en la ciudad, incluida la primera versión de Hagia Sophia.

Adoptando las reformas de Diocleciano

Constantino no solo aceptó con entusiasmo la mayoría de las reformas, sino que dio un paso adelante para desarrollarlas, fortalecerlas e institucionalizarlas aún más. Consternado por el sistema existente, estaba ansioso por refinar y reformar ciertas medidas regulares, sentando así las bases para un gobierno modelo que seguirían los futuros emperadores.

Consideró las reformas en el ejército como una necesidad importante y reestructuró el ejército, con énfasis en aumentar el tamaño y el papel de las fuerzas de caballería móviles. Y aunque continuó con las antiguas políticas económicas, hizo esfuerzos concertados para estabilizar la moneda. También aumentó el número de senadores para mejorar la administración, pero desdibujó las distinciones anteriores entre senadores y jinetes.

Aunque todas las políticas de Constantino fueron muy efectivas, no se le puede considerar un revolucionario ya que simplemente estaba siguiendo un precedente. Sin embargo, Constantino quería gobernar solo y no hizo ningún esfuerzo por revivir el sistema de tetrarquía creado por Diocleciano. Rechazó el sistema de la tetrarquía como principio de sucesión y recomendó el concepto de sucesión hereditaria. Además, su creencia en el monoteísmo cristiano proporcionó una justificación para su visión del emperador único.

Preguntas frecuentes sobre Constantino I

Constantino convocó el Concilio de Nicea y estableció el procedimiento oficial que determina la fecha anual en que se celebrará la Pascua. Este procedimiento es seguido hasta la fecha por los cristianos.

La disputa donatista fue un cisma sobre si el clero podía ser perdonado por su falta, volver a su fe y volver a realizar los sacramentos. Constantino intentó intervenir en uno de esos debates, pero no logró hacer las paces entre las facciones en disputa.

El Arco de Constantino es uno de los pocos arcos triunfales construidos en Roma. Fue la primera vez que se erigió un monumento para celebrar la victoria sobre sus compañeros romanos, en lugar de sobre los extranjeros.


Estructura del Arco de Constantino

La distribución de la fachada principal es la misma en ambos lados del arco. El arco está hecho de mármol proconnesiano blanco y gris y está dividido en tres arcos separados, el arco principal en el medio con dos arcos de medio tamaño a cada lado. En el monumento hay talladas columnas corintias a cada lado de los arcos, lo que hace que sean cuatro en total. De pie sobre pedestales, estas columnas están hechas de mármoles amarillos numidianos. En la parte superior de las columnas hay entablamento.

En el Arco de Constantino, se pueden ver pedestales sobre los cuatro entablamentos. En esos pedestales hay estatuas que representan a los dacios. Luego se pueden ver un par de relieves entre las estatuas, sobre el entablamento de arcos menores. También hay un par de relieves justo encima de los arcos menores y debajo del entablamento. También se pueden ver relieves similares en el otro lado del arco. Estos relieves fueron tomados de algún otro monumento existente (desconocido) para decorar el arco.

Muchas de las esculturas decoradas en el arco son de otros arcos triunfales. Estos arcos eran de Trajano, Adriano y Marco Aurelio. Las esculturas tomadas de estos arcos consistieron en algunos relieves y estatuas.

Debajo de los relieves redondos están los frisos. Estos frisos son las principales adiciones al arco de la época de Constantino. Estos frisos representan la escena del campo de Constantino y # 8217 contra Majencio.


Angelokastro es un castillo bizantino en la isla de Corfú. Se encuentra en la cima del pico más alto de la isla y en la costa noroeste cerca de Palaiokastritsa y está construido sobre un terreno particularmente escarpado y rocoso. Se encuentra a 305 m sobre un acantilado escarpado sobre el mar y contempla la ciudad de Corfú y las montañas de la Grecia continental al sureste y una amplia zona de Corfú hacia el noreste y noroeste.

Angelokastro es uno de los complejos fortificados más importantes de Corfú. Era una acrópolis que inspeccionaba la región hasta el sur del Adriático y presentaba un formidable punto estratégico para los ocupantes del castillo.

Angelokastro formó un triángulo defensivo con los castillos de Gardiki y Kassiopi, que cubrían las defensas de Corfú y cotas al sur, noroeste y noreste.

El castillo nunca cayó, a pesar de los frecuentes asedios e intentos de conquistarlo a lo largo de los siglos, y jugó un papel decisivo en la defensa de la isla contra las incursiones piratas y durante los tres asedios otomanos de Corfú, contribuyendo significativamente a su derrota.

Durante las invasiones ayudó a albergar a la población campesina local. Los aldeanos también lucharon contra los invasores jugando un papel activo en la defensa del castillo.

Se desconoce el período exacto de construcción del castillo, pero a menudo se ha atribuido a los reinados de Michael I Komnenos y su hijo Michael II Komnenos. La primera evidencia documental de la fortaleza data de 1272, cuando Giordano di San Felice tomó posesión de ella para Carlos de Anjou, quien había arrebatado Corfú a Manfred, rey de Sicilia en 1267.

Desde 1387 hasta finales del siglo XVI, Angelokastro fue la capital oficial de Corfú y la sede de la Provveditore Generale del Levante, gobernador de las islas Jónicas y comandante de la flota veneciana, que estaba estacionada en Corfú.

El gobernador del castillo (el castellano) normalmente era designado por el Ayuntamiento de Corfú y era elegido entre los nobles de la isla.

Angelokastro es considerado uno de los restos arquitectónicos más imponentes de las Islas Jónicas.


Comentarios clásicos de Calder Loth

El arco de triunfo surgió de una tradición que se originó durante la República Romana. Generales victoriosos, conocidos como triunfadores, hizo erigir arcos monumentales para conmemorar sus victorias. Después de la construcción de los arcos, a los generales a menudo se les concedía un triunfo, una procesión de celebración que pasaba por debajo del arco. En la era imperial de Roma y rsquos, los arcos de triunfo se limitaban normalmente a honrar a los emperadores. Estos arcos posteriores fueron decorados con bellas esculturas que representan las conquistas del emperador y los rsquos y otras hazañas. Casi cuarenta arcos romanos antiguos sobreviven de una forma u otra esparcidos por el antiguo imperio. Los más famosos son los tres arcos imperiales que quedan en la ciudad de Roma: el Arco de Tito (81 d. C.), el Arco de Septimio Severo (203 d. C.) y el Arco de Constantino (312 d. C.). [I] Estos tres arcos tienen imitaciones inspiradas en todo el mundo. Algunos de los más conocidos son el Arc de Triomphe y Arc du Carrousel en París, los arcos de Wellington y Marble en Londres, el Siegestor en Munich y el Washington Arch en Manhattan.

Figura 1: Arco de Tito, Roma. (Poco dispuesto)

Además de inspirar arcos conmemorativos independientes, los arcos antiguos también han servido como recursos de diseño para edificios desde el Renacimiento hasta el siglo XX. Los modelos primarios para la mayoría de las interpretaciones modernas han sido el Arco de Tito, con su forma de arco único, y el Arco de Constantino, con su forma de arco triple. Además de su arco único, los elementos dominantes del Arco de Tito son las columnas compuestas emparejadas y el alto parapeto o ático con su panel de inscripción. [Ii] (Figura 1) Las características que definen el Arco de Constantino de triple arco son las columnas independientes que sostienen bloques de entablamento salientes coronados con estatuas. También tiene un ático llamativo, que se divide en tres secciones con la inscripción dedicatoria en el panel central. (Figura 2)

Figura 2: Arco de Constantino, Roma. (Poco dispuesto)

Es intrigante observar cuántas obras clásicas tejen la forma del arco de triunfo en sus fachadas, ya sea del tipo de arco simple o triple. Los edificios pueden ser tan elaborados o tan simples que su motivo de arco de triunfo no se hace evidente de inmediato, sin embargo, cuanto más nos damos cuenta del fenómeno, más vemos la prevalencia de su uso. A continuación se ilustran y comentan una docena de edificios, algunos famosos y otros meramente típicos, que aplican el arco triunfal como dispositivo para dar enfoque y carácter a una fachada. Como aprendemos de estos y muchos otros edificios, el motivo del arco triunfal tiene una relevancia continua como un dispositivo útil que puede proporcionar enfoque y carácter a la arquitectura clásica del siglo XXI.

Quizás el uso más antiguo y sin duda uno de los más imponentes del modelo de arco triunfal es la Basílica Leon Battista Alberti & rsquos de Sant & rsquoAndrea en Mantua, iniciada en 1462. Generalmente siguiendo la forma del Arco de Tito, la fachada está dominada por un enorme arco central enmarcado por pilastras corintias emparejadas sobre pedestales altos. La composición parte del modelo antiguo con la aplicación de un frontón en lugar de un ático sobre el entablamento principal. Sin embargo, la gran escala de la iglesia, más la adaptación imaginativa de una forma antigua destinada a un tipo de edificio completamente diferente, demuestra el temprano dominio del vocabulario clásico de los arquitectos del Renacimiento italiano. (figura 3)

Figura 3: Sant & rsquoAndrea, Mantua, Italia. (Poco dispuesto)

Gran parte de nuestro conocimiento de los antiguos edificios romanos proviene de los seductores dibujos de restauración de los templos romanos de Andrea Palladio & rsquos en el Libro IV de I quattro libri dell & rsquoarchitettura (1570). Palladio también estudió los arcos triunfales romanos y planeó producir un libro separado sobre el tema, pero nunca lo completó. Sin embargo, conocía bien estas estructuras y aplicó una versión intrigante de la forma al alzado lateral de la Loggia del Capitaniato en Vicenza, terminado en 1752. Debido a que su tratamiento del lado es una ruptura conspicua de la fachada, se cree haber sido un cambio tardío en el diseño. El tema de los paneles esculpidos conmemora la victoria veneciana sobre los turcos en Lepanto en 1571. Como los antiguos romanos, Palladio celebró este triunfo con el formato de arco triunfal. (Figura 4)

Figura 4: Loggia del Capitaniato, Vicenza, Italia. (Poco dispuesto)

Luigi Vanvitelli incorporó un arco de triunfo implícito en el pabellón central del Palacio de Caserta, la sede interior de los reyes de Nápoles, iniciado en 1752 y terminado en su mayoría en 1780. Con más de mil habitaciones, el palacio era uno de los edificios más grandes. en Europa en ese momento. Ubicado sobre una base rústica de dos niveles, el pabellón sigue el precedente del Arco de Tito, que consiste en un gran arco central sin arcos subordinados. También como el arco de Titus & rsquos, Caserta usa columnas de orden compuesto emparejadas. El pabellón se aparta del precedente antiguo al estar coronado con un frontón en lugar de un ático, asumiendo quizás que un frontón era más apropiado para un edificio residencial, aunque enorme. El arco en sí enmarca un gran nicho semi-abovedado con una placa de inscripción sobre una puerta elaborada. (Figura 5)

Figura 5: Palacio de Caserta, Caserta, Italia. (Poco dispuesto)

Una de las aplicaciones más literales de la forma del arco triunfal, así como una de las más admiradas, es Roma y la Fontana de Trevi rsquos. Encargado en 1739 por el Papa Clemente XII, el arquitecto Nicola Salvi dio al anterior Palazzo Poli una nueva fachada para que sirviera de telón de fondo a la famosa fuente, cuyo tema es la domesticación de las aguas. Enmarcado por el arco central, la figura de Oceanus, la personificación de todos los mares y océanos, es guiada sobre aguas en cascada en su carro de conchas por tritones. Con sus sobresalientes columnas independientes coronadas por estatuas, la sección central de fachada y rsquos sigue de cerca la forma del Arco de Constantino. En lugar de arcos flanqueantes más pequeños, las bahías exteriores tienen nichos planos con estatuas. El ático alto tiene una inscripción dedicatoria en negrita. Coronando el ático está el escudo de armas esculpido de Clemente XII sostenido por ángeles. Salvi murió en 1751 y la fuente fue terminada en 1762 por Giuseppe Panini, famoso por sus pinturas de la vista de Roma. (figura 6)

Figura 6: Fontana de Trevi, Roma. (Poco dispuesto)

La forma del arco triunfal encontró expresión en la Inglaterra del siglo XVIII en el frente del jardín de Kedleston Hall, la primera obra maestra de Robert Adam. El diseño original de Kedleston & rsquos, iniciado en 1759, fue obra de James Paine y Matthew Brettingham. El propietario, Sir Nathaniel Curzon, también contrató a Adam para diseñar algunas estructuras de jardín. Curzon quedó tan impresionado por las habilidades de Adam & rsquos que lo puso a cargo de la casa. Adam aplicó su dominio recién adquirido de la arquitectura clásica antigua al frente del jardín realizándolo con un arco triunfal inspirado directamente en el Arco de Constantino. En lugar de a través de arcos, Adam usó un arco ciego en el centro para enmarcar la entrada. Los nichos flanqueantes sugieren los arcos subordinados flanqueantes. Sobre los nichos hay rondas esculpidas que se hacen eco de las del Arco de Constantino. El precedente se sigue además con las columnas corintias independientes, las estatuas en las secciones de entablamento salientes y el ático con su inscripción en latín. (figura 7)

Figura 7: Kedleston Hall, Derbyshire, Inglaterra. (Glen Bowman, Newcastle, Inglaterra)

La distancia de la fuente no impidió que los arquitectos rusos se inspiraran en los arcos antiguos de Roma y rsquos. El arquitecto Boris Freudenberg proporcionó una exuberante versión Beaux Arts del arco triunfal en la bahía de entrada de los baños Sandunov en el centro de Moscú. Este complejo de 1895 no solo albergaba baños públicos, sino que también incorporaba apartamentos y espacios comerciales. Más allá de sus clásicas incrustaciones, vemos los elementos básicos del arco de triunfo: un gran arco central, pilastras flanqueantes emparejadas, un entablamento audaz entre corchetes y ático. El arco central está cargado de enriquecimientos de Bellas Artes y está rodeado por un par de hermosas puertas de hierro. Encaramado en el arco y enjutas rsquos hay caballos montados por musas que tocan música. El ático está más comprimido que los modelos antiguos, pero luce una ventana de orla ornamentada en el medio. (figura 8)

Figura 8: Baños Sandunov, Moscú, Rusia. (Poco dispuesto)

Durante finales del siglo XIX y principios del XX, los estadounidenses eran tan expertos en producir obras clásicas de alta calidad como los europeos. En todo el país, toda la gama de tipos de edificios: escuelas, bibliotecas, juzgados, oficinas y bancos recibieron una apariencia digna a través de la aplicación letrada del repertorio clásico, incluido el arco triunfal. Típica es la pequeña ciudad de Staunton, Virginia, que adquirió una versión admirable del monumento Caesar & rsquos para la fachada del National Valley Bank de 1903, diseñado por el arquitecto local T. J. Collins. El banco, sus clientes, así como la propia ciudad, fueron celebrados por la presencia de esta forma atemporal. (figura 9)

Figura 9: National Valley Bank, Staunton, Virginia. (Poco dispuesto)

La composición del arco triunfal casi se pierde en la exuberancia de Julius Raschdorff & rsquos Berliner Dom, la capital alemana y rsquos monster luterana y ldquocatedral. Su construcción fue autorizada en 1888 por el Kaiser Wilhelm II, quien pretendía que fuera la iglesia protestante más importante del mundo. Finalmente terminado en 1905, el edificio y la entrada de rsquos está enmarcado por un enorme arco flanqueado por columnas corintias emparejadas. El ático se completa con paneles llenos de inscripciones, pero está interrumpido por un tabernáculo central con frontón que destaca una estatua de Jesús. Con estatuas adicionales, el ático está abrazado por cúpulas floridas rematadas por remates con coronas imperiales alemanas. Al igual que las palomas, los ángeles y otras figuras religiosas se posan en cómodas repisas en todas partes. (Las cúpulas resultaron gravemente dañadas por los bombardeos aliados y fueron reconstruidas con cimas más simples). (figura 10)

Figura 10: Berliner Dom, Berlín, Alemania. (Poco dispuesto)

En el concurso por el edificio clásico más prodigioso del mundo, Austria y rsquos Franz Joseph se adelantaron a su compañero emperador alemán en 1881 al encargar el Neue Burg, la gigantesca adición al palacio real de Hofburg, Viena y rsquos. Tan ambicioso fue el proyecto que no se completó hasta 1913, solo cuatro años antes del fin del Imperio Habsburgo. Para su pabellón central, el arquitecto Karl von Hasenauer colocó un arco triunfal heroico sobre un arco triunfal rústico. Con su bahía central dominante y columnas corintias emparejadas, la sección superior sigue la forma del Arco de Tito. Sin embargo, el uso de estatuas sobre cada columna da un guiño al monumento de Constantino y rsquos. El panel del ático presenta la inscripción obligatoria en latín de la dedicación. Para rematarlo, hay una balaustrada sujeta por un águila imperial bicéfala dorada. (Irónicamente, fue desde el balcón de Neue Burg & rsquos que Hitler proclamó el Anschluss, que absorbió a Austria en el Reich alemán). (figura 11)

Figura 11: Neue Burg, Viena Austria. (Poco dispuesto)

Los edificios del Renacimiento estadounidense podrían ser tan grandiosos como palacios reales o tan discretos como la oficina de correos de una pequeña ciudad. El aspecto más sobrio de & ldquoMain Street & rdquo se ve en el 1909 Wisser Hall, el edificio original de la biblioteca en Fort Monroe, la base militar con foso en Hampton, Virginia. El arquitecto Francis B. Wheaton dio carácter a la fachada al tejer hábilmente la forma del arco triunfal en la composición. El arco está implicado por una ventana de Diocleciano sobre la entrada con frontón. Se utilizan pilastras de ladrillo liso en lugar de columnas independientes. Un parapeto bajo, realzado por secciones finales en rampa, sustituye al ático de bloques habitual. A pesar de estas simplificaciones, la configuración del arco de triunfo es claramente perceptible. (Wheaton era teniente coronel en el Departamento de Intendencia del Ejército de los EE. UU. Y rsquos y anteriormente había estado empleado en la oficina de McKim, Mead y White.) (figura 12)

Figura 12: Wisser Hall, Fort Monroe, Virginia. (Poco dispuesto)

Vemos uno de los usos más grandiosos de América y rsquos del arco triunfal como símbolo arquitectónico en John Russell Pope y rsquos además del Museo Americano de Historia Natural en la ciudad de Nueva York y rsquos Central Park West. La entrada monumental de Pope & rsquos data de 1936 y forma parte del monumento a Theodore Roosevelt, cuyo padre fue uno de los miembros fundadores del museo y rsquos. El elemento central del ala Pope & rsquos sigue el tipo del Arco de Constantino con tres divisiones principales separadas por columnas independientes que sostienen secciones de entablamento salientes. Como el arco de Constantino y rsquos, cada bloque de entablamento está coronado por una estatua. Coronando la composición hay un enorme ático completo con la inscripción requerida (pero esta vez en inglés). En lugar de las órdenes corintias o compuestas favorecidas por los antiguos, Pope empleó una orden jónica romana. Pope tenía una inclinación por el jónico y lo usó en muchas de sus obras principales, incluida la Galería Nacional, el Monumento a Jefferson y el Salón de la Constitución. (figura 13)

Figura 13: Museo Americano de Historia Natural, Ciudad de Nueva York. (worldsbestspot.com)

Las aplicaciones modernas del arco triunfal son raras, pero la forma sigue siendo útil y puede dar enfoque y dignidad a una composición, clásica o no. Una hermosa variación del tema del arco triunfal es la tienda ancla de Tommy Hilfiger de Alan Greenberg & rsquos 1997 (adquirida por Brooks Brothers en 2003) en Beverly Hills y el moderno Rodeo Drive. Como en otros ejemplos, el arco central se expresa con una gran ventana de Diocleciano. Las bahías flanqueantes se tratan con arcos subordinados siguiendo el precedente de Constantino. Greenberg se apartó del modelo antiguo al tener sus columnas y entablamento a medio nivel. Al igual que Alberti, Greenberg coronó su composición con un frontón en lugar de un ático con un panel de inscripción, este último tal vez sea demasiado imperioso para una mercería. (figura 14)

Figura 14: Tienda Brooks Brothers, Beverly Hills, California. (Poco dispuesto)

Los ejemplos presentados aquí son solo una muestra de los muchos edificios aquí y en el extranjero cuya forma se ha inspirado en los arcos triunfales de Roma y rsquos. Estas estructuras antiguas fueron diseñadas para despertar una sensación de asombro y celebración. Si se interpreta y aplica correctamente, la forma aún puede infundir una sensación de asombro y celebración en las obras modernas. La utilidad de este dispositivo no debe pasarse por alto.


Este día en la historia: la primera ley dominical

El 7 de marzo de 321 d.C., hoy hace diecisiete siglos, el emperador romano Constantino emitió la primera ley dominical:

“En el venerable Día del sol, que descansen los magistrados y los habitantes de las ciudades, y que se cierren todos los talleres. En el campo, sin embargo, las personas que se dedican a la agricultura pueden continuar libre y legalmente sus actividades: porque sucede a menudo que otro Día no es tan adecuado para la siembra de granos o para la plantación de vid: no sea que, al descuidar el momento adecuado para tales operaciones, la generosidad del cielo. debería perderse ".

Es importante reconocer qué fue y qué no fue. Primero, no fue un intento de hacer del domingo el sábado.

No dice que la solemnidad del sábado se transfiera al domingo.

No dice que debido a la resurrección de Cristo el domingo por la mañana, de ahora en adelante los cristianos deban observar el domingo.

No dice que haya una razón bíblica para que los cristianos guarden el domingo en lugar del sábado.

No dice que los apóstoles guardaron el domingo en lugar del sábado, ni argumentaron que el sábado se había cambiado por el domingo.

No dice que los Padres de la Iglesia hasta el 321 d.C. argumentaron que la solemnidad o santidad del sábado se había cambiado al domingo.

En segundo lugar, es importante notar que este día de descanso es solo urbano y no se aplica al trabajo agrícola. Por el contrario, el Cuarto Mandamiento se aplica específicamente al trabajo agrícola, al mencionar a los animales domésticos:

“But the seventh day is the sabbath of the Lord thy God: in it thou shalt not do any work, thou, nor thy son, nor thy daughter, thy manservant, nor thy maidservant, nor thy cattle, nor thy stranger that is within thy gates.”

So what was Constantine doing? He was doing exactly what he purported to be doing: issuing an order for a day of rest in honor of “the Venerable Day of the Sun,” i.e., a day off for sun-worshipers in honor of Sol Invictus, the unconquered Sun.

Sol Invictus was the official Sun god of the later Roman Empire. On December 25, AD 274, the Roman emperor Aurelian made it an official religion, alongside traditional Roman cults. The god was favored by Roman soldiers, and by several of the emperors after Aurelian, who stamped the inscription Sol Invictus on their coins. The last inscription referring to Sol Invictus dates to AD 387, and there were enough devotees in the Fifth Century AD (the 400s) that Augustine preached against them.

Constantine was himself a worshiper of the Unconquered Sun until his conversion to Christianity in 312 AD (and, arguably, continuing thereafter). Constantine issue coins with the Latin inscription “SOLI INVICTO COMITI,” essentially claiming the Unconquered Sun was a comrade or companion to the Emperor. Constantine's official coinage continues to bear images of Sol Invictus until 326 AD.

A coin with Constantine’s name and image on one side, the reverse having the image of Unconquerable Sun and bearing the inscription, “Soli Invicto Comiti

Statues or bas relief images of Sol Invictus, carried by the standard-bearers, appear in three places on the Arch of Constantine.

Arch of Constantine, detail of reliefs on east side: tondo of the Sun (Sol Invictus) rising from the Ocean in his chariot, his torchbearer Lucifer before him

The Arch itself was carefully positioned to align with a colossal statue of the sun god which stood adjacent to the Colosseum. The sun god statue could be seen through the central arch from the vantage point of the main approach. (The 100 foot tall statue was erected by Nero to represent himself, but after his death in 68 AD, Emperor Vespasian added a sun-ray crown and renamed it Colossus Solis, after the sun god.)

The approach to the Arch of Constantine places the colossal statue of the sun god behind the main arch.

A solidus of Constantine, as well as a gold medallion from his reign, depict the Emperor's bust in profile twinned with Sol Invictus, with the legend “INVICTUS CONSTANTINUS.”

Medallion with twin busts of Constantine and Sol Invictus, the Sun god, with legend “INVICTUS CONSTANTINUS

Clearly, Constantine was closely associated with the sun god. Given this background, it is the most natural thing in the world that Constantine should issue a decree calling for a day of rest on the venerable day of the sun.

Whatever one thinks of Constantine’s “conversion” to Christianity, and there is a good argument to be made that it was mostly political, he did not thereby cease to be the Roman emperor. Among the emperor’s offices was that of Pontifex Maximus, the chief priest of the Roman religion. He could easily have seen it as his duty to accommodate the religious needs of his sun-worshiping citizens, who at that time probably still outnumbered the Christians, by setting aside Sunday as a religious festival. The Christians had the Sabbath, and had already adopted Sunday as a lesser festival.

What we are seeing is more likely Christianity influencing paganism than the other way around. Christians had a weekly day of rest, the Sabbath. But although sun worship in various guises had existed in the ancient world, and the Roman Empire, for millennia, there was no rest day for sun worship comparable to the Christian Sabbath. Constantine remedied that problem by making the “venerable day of the sun” a day of rest, at least in urban settings where Christianity was growing fastest.

For a period of several centuries, the Sabbath and Sunday were both observed by Christians within the Roman Empire. Even beginning in the Second Century, long before Constantine, some Christians had begun to celebrate Sunday as a Christian festival commemorating the first day of creation and Jesus’ Resurrection. And Christians would continue to observe the seventh-day Sabbath long after Constantine’s edict of 321.

Constantine cannot be blamed for the apostasy of the Christian Church. Ellen White makes clear that the church itself chose to make Sunday the more attractive day. The bishops wanted to dissociate Christianity from Judaism, and they believed that it would be easier to bring the pagans into the church if both Christians and pagans observed the same day:

The spirit of concession to paganism opened the way for a still further disregard of Heaven’s authority. Satan, working through unconsecrated leaders of the church, tampered with the fourth commandment also, and essayed to set aside the ancient Sabbath, the day which God had blessed and sanctified (Genesis 2:2, 3), and in its stead to exalt the festival observed by the heathen as “the venerable day of the sun.” This change was not at first attempted openly. In the first centuries the true Sabbath had been kept by all Christians. They were jealous for the honor of God, and, believing that His law is immutable, they zealously guarded the sacredness of its precepts. But with great subtlety Satan worked through his agents to bring about his object. That the attention of the people might be called to the Sunday, it was made a festival in honor of the resurrection of Christ. Religious services were held upon it yet it was regarded as a day of recreation, the Sabbath being still sacredly observed.

To prepare the way for the work which he designed to accomplish, Satan had led the Jews, before the advent of Christ, to load down the Sabbath with the most rigorous exactions, making its observance a burden. Now, taking advantage of the false light in which he had thus caused it to be regarded, he cast contempt upon it as a Jewish institution. While Christians generally continued to observe the Sunday as a joyous festival, he led them, in order to show their hatred of Judaism, to make the Sabbath a fast, a day of sadness and gloom.

In the early part of the fourth century the emperor Constantine issued a decree making Sunday a public festival throughout the Roman Empire. The day of the sun was reverenced by his pagan subjects and was honored by Christians it was the emperor’s policy to unite the conflicting interests of heathenism and Christianity. He was urged to do this by the bishops of the church, who, inspired by ambition and thirst for power, perceived that if the same day was observed by both Christians and heathen, it would promote the nominal acceptance of Christianity by pagans and thus advance the power and glory of the church. But while many God-fearing Christians were gradually led to regard Sunday as possessing a degree of sacredness, they still held the true Sabbath as the holy of the Lord and observed it in obedience to the fourth commandment. GC 53.


Historia

Arco de Constantino

los Arco de Constantino is the biggest one of the remaining triumphal arches in Roma.

It was placed on a stretch of street between the Circus Maximus y el Arch of Titus. The Roman armies used to pass through this Via Triumphalis on their way to the Campidoglio after a having defeated the enemy in battle.

The arch was constructed to celebrate Constantino‘s army’s 312 victory over Maxentius‘ troops. A pesar de que Constantino‘s soldiers were fewer than Maxentius‘ they still managed to defeat the enemy and establish peace in the Empire. Maxentius himself was killed in this battle of Ponte Milvio.

Dedication took place in the year 315 AD.

There was an unexpected side effect to Constantino‘s victory. Since the emperor believed that his victory was thanks to the God of the Christians he had the persecutions stopped. He was influential in the 1313 Edict of Milan, which actively declared religious tolerance for Christians in the Empire.

In the middle ages the Frangipane built a fortress between the Coliseo y el Colina Palatina. They transformed the arch into a tower and incorporated it into this fortress. After many restorations, it was finally “freed” in 1804.

Descripción

los Arco de Constantino stands 21 meters tall and has a width of 26 meters. There are three openings, the central one being the widest (6,50m) and tallest (11,45m).

Four yellow Corinthian columns are placed against each facade. These support a trabeation on which the upper part of the arch is built.

Much of the Arch was built using parts of other, older buildings, a common practice in ancient Roma.

Borrowed

The eight statues on top of the arch representing Dacians originally stood in the Foro di Traiano. The two panels depicting battle scenes on the smaller sides of the attic and the ones inside the central fornix were originally part of a large high relief decorating the attic of the Basilica Ulpia.

The eight round tondi above the fornixes stem from the times of Emperor Adriano.

The four panels flanking the inscription were taken from a four-side arch erceted by Commodus in hnour of his father Marcus Aurelius.

Some of the faces adorning the bastion were adapted to resemble the face of Constantino.

The embellishments on the middle and lower part were especially made for Constantino‘s arch, but are of lesser quality. By the time the arch was constructed, Roma had lost a lot of its power, although it was not until 330 that Constantinopel officially became the capital of the Empire. As a result, craftsmenship had also deteriorated and it had become a habit to plunder existing monuments in order to create new ones.

The sculptures on the plinths of the columns and on the archivolts of the central fornix depicting Victories were made especially for the arch. So were the personifications of the seasons on the sides of the central fornix and the river gods on the sides of the other two fornixes. The narrow panels above the minor fornixes and on the sides narrate the battle against Maxentius and were therefore also created at the time.

The frieze shows a battle scene between Maxentius y Constantino, the latter’s army chasing their opponents into the river.

Inscripción

The central part on both sides of the attic is taken up by a long inscription. Paraphrased, this inscription reads: “The Senate and the people of Roma dedicate this triumpal arch to the Emperor Constantino, who, through divine inspiration and the greatness of his own spirit, with righteous weapons avenged the state on a tyrant”.

According to chroniclers, Constantino supposedly had a vision before the battle, in which he was promised vicory by the Christian God if he had the sign Chi-Rho (the first letters of Christ’s name in Greek) painted on his soldiers’ shields. According to some theories, the phrase “divine inspiration” is a reference to this vision. Sin embargo, Constantino did not officially declare himself Christian till just before his death.

Meta sudans

In 1936, the Meta Sudans, a monument next to the Arco de Constantino, was demolished to make way for a new road. This brick fountain was built under Emperor Titus and supposedly used by gladiators to wash and drink after their exertions. It got the name meta because of its resemblance to the stones placed at the end of the race tracks in the circuses and sudans because of the way the water, like sweat, poured down its sides. The brown circular space in front of the Arco de Constantino is where the Meta Sudans solía ser.

Opening hours

The monument can be seen from outside.

Admission

Address and public transport

The address of the Arco di Constantino is Via di San Gregorio. Public transport: Bus: 51, 60, 75, 81, 85, 87, 117, 175, 186, 271, 571, 673, 810, 850, C3, N2, N10. Tram: 3. Metro: Colosseo (lijn B).


Constantino

In 313 CE, Emperor Constantine issued the Edict of Milan, which decriminalized Christianity and decreed that Roman citizens had, “the liberty to observe the religion of [their] choice, and [their] particular mode of worship.” 1 When Constantine rose to power in 306 C.E. the government was still actively persecuting Christians and attempting to destroy all traces of the practice of that religion. Constantine’s Edict was a radical move towards tolerance and by his death in 337 CE Christians occupied major roles in the upper echelons of Roman government and society. 2

Much of the classical scholarship on Constantine has focused on how ‘sincere’ of a Christian he was. Recently, scholars have rightly dismissed this question as obsolete, instead asking ‘What amable of Christian was Constantine?’ and ‘How did this religious system affect the administration of the empire and its legal system?’ Constantine embraced Christianity without throwing out polytheism. 3 He sponsored Christian building projects (e.g., Saint Peter’s Basilica, built 320 to 327 CE), yet left the legal framework purposefully ambiguous enough to accommodate a wide range of religious beliefs and practices in the Roman world.

  1. Eusebius. Ecclesiastical History: Imperial Decrees of Constantine. C.F. Cruse, trans. London: Samuel Bagster, 1898. Book 10, Ch. 5. URL: http://wadsworth.com/history_d/special_features/ilrn_legacy/wawc1c01c/content/wciv1/readings/eusebius.html
  2. H. A. Drake, The Cambridge Companion to the Age of Constantine, (Cambridge: Cambridge University Press, 2007). Chapter 5, “The Impact of Constantine on Christianity,” 111.
  3. Drake, 112.

The 3 rd Centry Crisis was followed by the reign of Diocletian (284-305 C.E.). During his time in power, he appointed three others, including Constantine's father, as co-emperors in a new tetrarchy. The Roman empire was split among the four and each regulated their own borders. Despite their separate domains, their rule was seen as powerful and united to the Roman people. 1 This did not last however, when conflict arose and the tetrarchy ended in 313 C.E.

Although Constantine rose to power in the Tetrarchy, he eventually eliminated his co-emperors and reinstated sole role. During his reign, the city of Rome was no longer the center of the Empire. 2 Constantine instead focused his interests on “New Rome” which would become Constantinople. This was paired with a new idea of what it meant to be an emperor rulers were no longer “first citizens”. With that, came a newfound conception of an emperor’s power.

1 Olivier Hekster, “The city of Rome in late imperial ideology: The Tetrarchs, Maxentius, and Constantine,” Mediterraneo Antico 2, (1999): 718.


Diverso

I like the first two photos below because they give an unobstructed view of the north face and one of the sides of the Arch of Constantine from distant vantage points that provide an unobstructed view. The 3rd and 4th photos show a couple of the Corinthian capitals at the top of the columns. The 5th photo below shows the inscription and doorway I like the last 3 photos because they show the Arch of Constantine during the morning golden hour, not too long after sunrise.


Ver el vídeo: DOCUMENTAL EMPERADORES ROMANOS TITO, ARCO DEL TRIUNFO, ROMA


Comentarios:

  1. Tremain

    genial ... fue interesante leer

  2. Hannah

    bienio resultó genial.

  3. Darton

    Curiosamente, y el análogo es?



Escribe un mensaje