8 de julio de 1944

8 de julio de 1944


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

8 de julio de 1944

Guerra en el mar

El submarino alemán U-243 se hundió frente a Nantes.

Frente Oriental

Las tropas soviéticas capturan a Baranovichi

Frente occidental

El 2º ejército ataca Caen, después de que los bombarderos pesados ​​de la RAF arrojaran 2.500 toneladas de bombas sobre la ciudad.

Pacífico

Buques de guerra aliados bombardean Guam



8 de julio de 1947: el incidente de Roswell lanza una controversia sobre los ovnis

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

1947: Días después de que algo brillante se estrellara en el desierto de Nuevo México, el Campo Aéreo del Ejército de Roswell emite un comunicado de prensa que dice que el ejército ha recuperado los restos de un `` disco volador ''. Aunque rápidamente se descartó como erróneo, el anuncio sienta las bases para uno de los más perdurables historias de ovnis de todos los tiempos.

El comunicado de prensa inicial de Military & # x27s fue sencillo en su manejo del descubrimiento de los restos del ranchero W.W. "Mac" Brazel.

`` Los muchos rumores sobre el disco volador se hicieron realidad ayer cuando la oficina de inteligencia del Grupo de Bombarderos 509 de la Octava Fuerza Aérea, Campo Aéreo del Ejército de Roswell, tuvo la suerte de hacerse con un disco gracias a la cooperación de uno de los ganaderos locales y la oficina del alguacil del condado de Chaves '', decía el comunicado de prensa.

El objeto volador aterrizó en un rancho cerca de Roswell en algún momento de la semana pasada. Al no tener instalaciones telefónicas, el ranchero guardó el disco hasta el momento en que pudo comunicarse con la oficina del alguacil, quien a su vez notificó al mayor Jesse A. Marcel de la Oficina de Inteligencia del Grupo de Bombas 509. Se tomaron medidas de inmediato y se recogió el disco en la casa del ranchero. Fue inspeccionado en el campo aéreo del ejército de Roswell y posteriormente prestado por el mayor Marcel a un cuartel general superior.

los Registro diario de Roswell tituló la historia & quot; RAAF captura un platillo volador en un rancho en la región de Roswell & quot; proporcionando un artefacto histórico que, en retrospectiva, parece listo para alimentar un episodio de Los archivos x.

Pero los informes de prensa del día siguiente contaron una historia mucho más mundana: los militares habían determinado que los escombros recuperados eran los restos de un globo meteorológico y equipo relacionado. No se había encontrado ningún platillo volante, un término que acababa de ser acuñado por los periódicos para describir el primer avistamiento de ovnis ampliamente publicitado.

Maniquíes como estos, lanzados desde globos durante las pruebas, generaron historias de cadáveres alienígenas, dice el ejército.
Foto: Fuerza Aérea de EE. UU.

Si bien la explicación realista pareció resolver el problema, el llamado incidente de Roswell volvió a la conciencia pública tres décadas después. Nuevas entrevistas con personas que ofrecían información sobre el accidente y la publicación en 1980 del libro de Charles Berlitz & # x27s El incidente de Roswell, dio nueva vida a la historia, convirtiendo a Roswell en un grito de guerra para los ufólogos y los verdaderos creyentes.

Los rumores de cuerpos extraterrestres recuperados y un encubrimiento del gobierno se afianzaron tanto en la cultura popular que el gobierno de los EE. UU. Dio el paso inusual de producir dos informes en la década de 1990 que se propusieron poner fin al asunto.

Al reunir los informes masivos, la Fuerza Aérea reunió y desclasificó muchos documentos relacionados con el incidente de Roswell. Con un peso de casi 1000 páginas, The Roswell Report: Fact vs. Fiction in the New Mexico Desert, publicado en 1994, se propuso & quot; decirle al Congreso y al pueblo estadounidense, todo la Fuerza Aérea conocía las afirmaciones de Roswell.

La segunda publicación del gobierno, 1997 & # x27s The Roswell Report: Case Closed (.pdf), se produjo a pocos días del incidente de Roswell & # x27s 50 aniversario. El informe dijo que los relatos de testigos presenciales vinculados a la recuperación de 1947 en realidad ocurrieron años después, se enredaron en el tiempo y fortalecieron aún más el incidente de Roswell y la imaginación del público.

"Las actividades de la Fuerza Aérea que ocurrieron durante un período de muchos años se han consolidado y ahora se representa que ocurrieron en dos o tres días en julio de 1947", dice el informe. & quot & # x27Los extraterrestres & # x27 observados en el desierto de Nuevo México eran en realidad maniquíes de prueba antropomórficos que fueron transportados en alto por globos de gran altitud de la Fuerza Aérea de los EE. UU. para la investigación científica & quot ;.

A pesar de la afirmación militar & # x27s de que el incidente de Roswell fue un efecto secundario del secreto de la Guerra Fría y las fantasías de ciencia ficción, la historia conserva un lugar vital en la tradición OVNI. La ciudad de Roswell se ha convertido en un destino turístico, que alberga el Centro Internacional de Investigación y Museo OVNI y un Festival OVNI anual de Roswell.


La verdad sobre los ahorcamientos de los defensores condenados en julio de 1944

Post por Panzermahn & raquo 29 de junio de 2005, 14:06

Envenenando la atmósfera ya tensa, los juicios de los traidores en el Tribunal Popular continuaron durante todo el otoño. El Dr. Dietrich se había opuesto firmemente a permitir cualquier cobertura periodística sobre ellos. Goebbels lo había rechazado.19 Hadamowsky observó el primer día, cuando Witzleben, Hoepner y Stieff fueron juzgados y sentenciados, elogió al juez Freisler como magistral, nacionalsocialista y superior.20 Goebbels había encargado una película del juicio y los ahorcamientos.21 Hitler sin embargo, prohibió su publicación por temor a una reacción violenta, un "debate indeseable" sobre el juicio.22 Ordenó que las imágenes de la ejecución se mantuvieran particularmente bajo llave. A pesar de esto, los periódicos informaron que la legación británica en Suiza había mostrado una huella a los oficiales suizos allí. Las investigaciones mostraron que era una falsificación proporcionada por un Sr. Saunders, un agente del servicio secreto británico. Evidentemente, fue el origen de varias leyendas de la posguerra sobre las ejecuciones, incluidos los rumores de que los hombres fueron colgados de ganchos de carne y tardaron diez horas en morir..23

Página 872, Goebbels: Mastermind of the Third Reich, David Irving, edición Fpp

21 La película era "Verräter vor dem Volksgericht". La primera parte, cinco actos, duró 105 minutos.
el segundo, también cinco actos, durante 105 minutos un rollo mudo mostrando el ahorcamiento de Witzleben
et al. en cuatro actos duró 20-25 minutos. Se desconoce su ubicación actual.
Reichsfilmintendant (Hinkel) a Naumann, 31 de agosto de 1944 (archivo BA R.55 / 664) y Lindenborn
a JG, 17 de enero de 1945 (ZStA Potsdam, Rep.50.01, vol.831).

22 Nota de Leiter F. (del personal de Hinkel), 21 de octubre de 1944 (ZStA Potsdam, Rep.50.01, vol.831).
La película proyectada en los juicios de Nuremberg, "Procedimientos contra los criminales del 20 de julio de 1944"
fue editado a partir de imágenes inéditas del noticiero Deutsche Wochenschau confiscadas por OMGUS
en las oficinas de AFIFA en Tempelhof.

23 SS Sturmbannführer Ulenberg (RMVP) a Hinkel, 5 de marzo (ZStA Potsdam, Rep.50.01,
vol.831). Die Nation, el 14 de febrero de 1945 publicó una supuesta foto de Witzleben y Hoepner
colgando.

Post por Peter H & raquo 29 de junio de 2005, 14:42

También discutido anteriormente aquí:

¿Irving ha duplicado dramáticamente el tamaño de su libro de Goebbels o te refieres a la página 493 como referencia?

Post por Panzermahn & raquo 29 de junio de 2005, 14:49

Peter H escribió: También discutido anteriormente aquí:

¿Irving ha duplicado dramáticamente el tamaño de su libro de Goebbels o te refieres a la página 493 como referencia?

Gracias por los enlaces, Peter H

Pero el tema es sobre la película de ejecución y aunque yo creía que la película existía, cuestioné los rumores de que los defensores fueron colgados de ganchos de carne y tardaron 10 horas en morir como se menciona en la propaganda aliada.

No, estoy leyendo el libro de Irving sobre Goebbels publicado por FPP en edición electrónica. Es la página 872

Post por David Thompson & raquo 29 de junio de 2005, 16:12

A pesar de esto, los periódicos informaron que la legación británica en Suiza había mostrado una huella a los oficiales suizos allí. Las investigaciones mostraron que era una falsificación proporcionada por un Sr. Saunders, un agente del servicio secreto británico, evidentemente fue el origen de varias leyendas de la posguerra sobre las ejecuciones, incluidos los rumores de que los hombres fueron colgados de ganchos para carne y tardaron diez horas en morir.23

23 SS Sturmbannführer Ulenberg (RMVP) a Hinkel, 5 de marzo (ZStA Potsdam, Rep.50.01,
vol.831). Die Nation, el 14 de febrero de 1945 publicó una supuesta foto de Witzleben y Hoepner
colgando.

Esta cita proporciona un buen ejemplo de por qué tanta gente no confía en la beca del Sr. Irving. El pasaje citado tiene dos proposiciones: (1) La conclusión menor - una investigación de las SS alega que había una película falsa en circulación y (2) La conclusión principal - las ejecuciones no ocurrieron como se describe y la falsificación "fue evidentemente el origen de varias leyendas de la posguerra sobre las ejecuciones, incluidos los rumores de que los hombres fueron colgados de ganchos de carne y tardaron diez horas en morir ".

La nota al pie de Irving apoya la primera proposición (menor), pero no la segunda proposición (mayor). No hay documentación que respalde la afirmación del Sr. Irving de que las historias eran "leyendas" o "rumores", ni muestra que ninguno de los relatos de los testigos alemanes de las ejecuciones fuera falso o que se basaran en la película falsa. Tampoco existe una fuente para la afirmación de "diez horas para morir".

Los relatos de testigos presenciales alemanes, incluidos los ganchos para carne, se detallan y discuten en estas publicaciones:

De esto podemos concluir que la afirmación del Sr. Irving de "leyenda" y "rumor" muestra un desprecio imprudente por la verdad o es un esfuerzo deliberado por crear una imagen falsa del evento.

Post por WalterS & raquo 29 de junio de 2005, 16:17

Stauffenberg, Haeften y Friedrich Olbricht fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento. Beck, teniente. El general Erich Hoepner y el general Friedrich Fromm fueron fusilados contra el almirante Canaris y el teniente. El coronel Hans Oster fue ahorcado. Henning von Tresckow, Guenther von Kluge y Erwin Rommel se suicidaron. Otros conspiradores fueron sometidos a un juicio simulado ante el Tribunal Popular. El propósito del juicio era humillar a los conspiradores y la sentencia se decidió incluso antes del juicio. muerte colgando de ganchos para carne. Según Hitler:

"Esta vez a los criminales se les dará poca importancia. No hay tribunales militares. Los llevaremos ante el Tribunal Popular. No habrá largos discursos de ellos. El tribunal actuará a la velocidad del rayo. Y dos horas después de la sentencia se ejecutará". . Colgando - sin piedad. "4

nota 4: Shirer, William, Ascenso y caída del Tercer Reich. (pág.1389)

La gran mayoría de los conspiradores alemanes fueron colgados de los ganchos de carne de arriba con una cuerda de piano.

Muchos sufrieron una muerte lenta e insoportable de esta manera, aunque todos fueron valientemente a su perdición.

Hitler, sin embargo, ordenó que se hicieran películas con las cortinas para su placer personal.

Post por David Thompson & raquo 29 de junio de 2005, 16:28

Post por Brumbar & raquo 29 de junio de 2005, 16:49

Post por maxxx & raquo 29 de junio de 2005, 20:05

el ahorcamiento en un gancho para carne (nota: el lazo estaba unido al gancho para carne, nada como la masacre de motosierra de Texas) no era diferente del ahorcamiento usado en austria hasta después de la Primera Guerra Mundial (y por lo tanto una ("deshonra" de la pena de muerte con la que Hitler estaba familiarizado). En circunstancias "normales", la muerte se produciría entre 45 segundos y 15 minutos Para conocer el procedimiento, consulte la biografía de Josef Lang, último verdugo de Austria.

Los ganchos de carne son historia, querido Panzermahn, diez horas de agonía pueden ser falsas, pero tampoco te deseo un cuarto de hora de esa horrible muerte.

Post por Larry D. & raquo 30 de junio de 2005, 00:02

Post por David Thompson & raquo 30 de junio de 2005, 01:53

Larry D. - Los relatos de los testigos hablan de ganchos para carne y un "cordón corto y delgado", en lugar de algún tipo de alambre. http://forum.axishistory.com/viewtopic. . 215 # 286215

La primera mención de "cuerda de piano" que conozco aparece en la biografía de John Toland sobre Adolf Hitler, aunque el adorno probablemente no se originó en él. http://forum.axishistory.com/viewtopic. . 608 # 284608 La falta de experiencia con la garotte de alambre puede haberlo dejado crédulo.

Post por Larry D. & raquo 30 de junio de 2005, 02:07

Post por Panzermahn & raquo 30 de junio de 2005, 08:48

Gracias a todos por la informacion. Pero me pregunto, ¿por qué no se proyectó la película hasta ahora? ¿Sería una buena evidencia para mostrar la brutalidad de las "bestias fascistas" o "criminales hitlerianos" como el jabón humano o las pantallas de lámparas humanas?

Post por michael mills & raquo 06 de julio de 2005, 07:43

Los comentarios del moderador son otro ejemplo de su tendencia a desviar la atención del tema más importante (si la Inteligencia Militar Británica fabricó una fotografía de la ejecución de los oficiales condenados por traición y la mostró en Suiza, presumiblemente con el propósito propagandístico de exagerar la brutalidad del procedimiento, y si la foto del ahorcamiento de Witzleben y Hoepner publicada en "Die Nation" del 14 de febrero de 1945 era una falsificación producida en Gran Bretaña) a una subsidiaria (si hubo leyendas de posguerra sobre las ejecuciones, y cuál era su naturaleza) con el obvio propósito de deslegitimar cualquier cuestionamiento de la supuesta brutalidad de ese acto particular del Gobierno alemán.

Al hacerlo, el moderador invierte la importancia de las dos cuestiones.

Irving ha proporcionado una fuente para la información de que un agente británico fabricó una fotografía de los ahorcamientos y que la fotografía falsificada se mostró a los oficiales suizos de la Legación británica en Suiza, a saber, una nota de Leiter F del personal de Hinkel, fechada el 21 de octubre de 1944. , y se encuentra en los archivos de Zentralstelle der Landesjustizverwaltungen, la agencia federal alemana para la investigación de crímenes de violencia nacionalsocialistas. Tenemos que suponer que la nota informaba sobre la presentación de la fotografía, afirmaba que era falsa y nombraba a la persona que supuestamente la fabricó.

El moderador intenta dejar de lado el relato de la fotografía falsa afirmando que se trataba de una "acusación" de "una investigación de las SS".

¿Cuál es la fuente de su afirmación de que hubo una "investigación de las SS"?

La fuente de Irving es una nota de Leiter F del personal de Hinkel. Si el moderador se hubiera molestado en revisar el libro de Irving, habría descubierto que Hans Hinkel era periodista y funcionario del Ministerio de Propaganda de Goebbels, el jefe de la oficina judía de ese ministerio. No hay ningún vínculo aparente con las SS.

No veo ninguna razón prima facie para descartar la información proporcionada por Leiter F.Los británicos tendrían todas las razones para hacer que la propaganda fuera capital de la ejecución de varios oficiales alemanes de alto rango, y si no pudieran obtener una copia de la película genuina, habrían no tenía reparos en fabricar una imagen que mostrara la supuesta brutalidad del procedimiento.

En cuanto a la existencia de "leyendas" sobre el procedimiento de ejecución, algunas de ellas se enumeran en la publicación de WalterS:

La gran mayoría de los conspiradores alemanes fueron colgados de los ganchos para carne de arriba con una cuerda de piano.

Muchos sufrieron una muerte lenta e insoportable de esta manera, aunque todos fueron valientemente a su perdición.

El propio moderador ha descartado la leyenda de la cuerda de piano.

El ahorcamiento en sí mismo es un método bastante normal de infligir la muerte de acuerdo con la ley. Por ejemplo, el gobierno de los Estados Unidos ejecutó ahorcando a varias personas declaradas culpables de participar en el asesinato del presidente Lincoln, incluida una mujer. Se tomaron fotografías del ahorcamiento y han aparecido en documentales (donde también se dice que el proceso de morir tomó cinco minutos, aunque sospecho que eso simplemente significa que el médico los declaró muertos a los cinco minutos).


En 1944, los bombarderos estadounidenses atacaron a las tropas nazis y mataron accidentalmente a decenas de estadounidenses.

Uno de los peores incidentes de fuego amigo en la historia del Ejército de los EE. UU.

Las tropas aliadas pasaron seis sangrientas semanas atrapadas en densos setos de Normandía después del desembarco del Día D, luchando contra la Wehrmacht alemana, una vaca a la vez. El general del ejército estadounidense Omar Bradley ideó un plan para romper las defensas alemanas llamando a los bombarderos pesados ​​de cuatro motores de la 8.a Fuerza Aérea.

Lo que siguió fue uno de los peores incidentes de fuego amigo en la historia del Ejército de los EE. UU. Y una de sus mayores victorias militares.

Los desembarcos del Día D el 6 de junio de 1944 en Normandía son famosos por ser una de las operaciones militares más costosas en la historia de Estados Unidos. Lo que es menos apreciado es que los siguientes dos meses de combate en las tierras de cultivo de Normandía fueron igualmente una pesadilla.

El problema fue el terreno. Los agricultores de Normandía dividían sus pastos con setos altos llamados bocage que eran intransitables para la mayoría de los vehículos. A pesar de que los aliados poseían una tremenda superioridad numérica y una mayor movilidad debido a su gran parque de motores, los setos los obligaron a luchar en una emboscada de corto alcance tras otra a través de corredores predecibles, una situación tremendamente ventajosa para el ejército alemán defensor.

Nidos de ametralladora mortal MG.42 y portátil Panzerfaust Las armas antitanques defendían cada campo, respaldadas por bombardeos de mortero y artillería registrados previamente.

Los tanques aliados que intentaban avanzar por las estrechas rutas rurales tuvieron que lidiar con cañones antitanques y blindados alemanes bien ocultos, incluidos los tanques Tiger y Panther con blindaje frontal casi impenetrable para la mayoría de los cañones de los tanques aliados.

Las tropas estadounidenses sufrieron algunas de las mayores bajas en la guerra de Normandía, avanzando solo unos cientos de metros por día. Algunas divisiones de EE. UU. Sufrieron más del 100 por ciento de bajas, pero evitaron desangrarse a través de un flujo constante de reemplazos sin experiencia.

No obstante, los estadounidenses lograron avanzar lentamente en el transcurso de seis semanas a un costo tremendo: 39,000 muertos o heridos solo a fines de junio.

La mayor ventaja de los aliados era la superioridad aérea: enjambres de cazabombarderos estadounidenses deambulaban por Normandía, en gran parte sin oposición de los cazas alemanes, devastando las unidades alemanas que intentaban moverse a la luz del día. Las tropas estadounidenses también les pidieron que eliminaran los puntos fuertes y los tanques enemigos, pero a menudo las batallas en el bocage se combatieron a distancias tan cortas que no era seguro solicitar apoyo aéreo.

En un esfuerzo por romper el bocage, las fuerzas británicas en el flanco este de la cabeza de playa aliada bajo el liderazgo del mariscal de campo Bernard Montgomery el 18 de julio lanzaron un asalto masivo de tanques hacia la ciudad de Caen llamado Operación Goodwood.

Precedidos por un bombardeo de alfombra que arrasó gran parte de la ciudad, matando a unos 3.000 civiles y desapareciendo en gran parte las unidades de primera línea alemanas, los tanques británicos avanzaron sin apoyo de infantería y chocaron directamente con los cañones antitanques y los panzers se apresuraron como refuerzos, incluido el enorme Rey. Tanques de tigre.

Acompañados por muy poca infantería para descubrir las emboscadas, los británicos perdieron no menos de 300 tanques en tres días y Goodwood se detuvo. El apoyo a los ataques de las tropas canadienses tuvo un destino similar.

El comandante supremo aliado, el general Dwight Eisenhower, estaba furioso con Montgomery, quien sostenía en su defensa que el verdadero objetivo de Goodwood había sido alejarse las divisiones panzer alemanas en reserva, lo que permitió a los estadounidenses lanzar la verdadera fuga.

Si bien sigue siendo discutible que esto sea lo que Goodwood ha sido destinado a Para lograrlo, era innegable que era una consecuencia: seis divisiones blindadas se habían desplegado en el sector británico, mientras que solo dos se enfrentaban al sector estadounidense hacia el oeste.

El plan de Bradley:

El general estadounidense Omar Bradley había identificado que la principal línea defensiva alemana corría a lo largo de la carretera de este a oeste que conecta las ciudades de St. Lo y Perrier. Quería abrir un agujero a través del cual sus divisiones de tanques podrían conducir hacia el campo abierto al sur de Normandía.

Las armas secretas para el ataque, llamado Operación Cobra, fueron los gigantescos bombarderos estratégicos de cuatro motores de la Octava Fuerza Aérea.

El famoso B-17 Flying Fortress y el B-24 Liberator fueron diseñados para bombardear fábricas y ciudades, no sacar tropas en la línea del frente. Una Fortaleza Voladora podría arrojar hasta 17,000 libras de bombas, enviando explosiones masivas sobre grandes franjas de tierra.

Bradley designó una zona de cinco kilómetros de largo por dos kilómetros de profundidad al oeste de la ciudad de St. Lo que quería que la Octava Fuerza Aérea destruyera en el olvido.

Sin embargo, sus tropas necesitaban avanzar junto a la línea defensiva alemana para poder aprovechar inmediatamente el impacto del bombardeo. El 18 de julio, la infantería estadounidense expulsó al 2. ° Cuerpo de Fallschirmjäger de St. Lo a un costo de 5.000 bajas. Las líneas estadounidenses al oeste ahora se enfrentaban directamente a la infantería y los tanques de la División Panzer Lehr.

Panzer Lehr se había reducido a solo 2.200 soldados y 47 tanques Panzer IV y Panther operativos, aproximadamente una cuarta parte de su fuerza teórica. Un regimiento de paracaidistas de 500 hombres mal entrenado y un pequeño grupo de batalla de reserva de 450 hombres lo acompañaron.

Sin embargo, el plan de Bradley tenía un problema importante. Armas tan imprecisas como un B-17 tenían la misma probabilidad de golpear a las tropas amigas que al enemigo. Bradley aseguró a la Octava Fuerza Aérea que retiraría a sus tropas 800 metros justo antes del bombardeo. Los generales de la Fuerza Aérea del Ejército insistieron en que la distancia mínima de seguridad era 3,000 metros. Después de algunos regateos, se establecieron en un desnivel de 1.200 metros.

Bradley también estipuló que los bombarderos se acercan en paralelo a las tropas de primera línea, por lo que si alguno de ellos lanza sus bombas demasiado pronto, no aterrizarán en las líneas estadounidenses.

El VII Cuerpo, que comprende seis divisiones, lideraría el ataque al mando del general Joseph Collins. En el flanco izquierdo y derecho estaban las Divisiones de Infantería 9 y 30 respectivamente. Ambas divisiones habían vivido un duro combate y sufrido más del 100 por ciento de pérdidas en las semanas anteriores, y se redujeron a un núcleo duro de veteranos exhaustos rodeados de hordas de novatos. La 4ª División de Infantería, más fresca, atacaría por el centro.

Esperando en reserva estaban la 1ª División de Infantería Motorizada y las poderosas 2ª y 3ª Divisiones Blindadas. Estas eran las únicas dos divisiones blindadas pesadas en el Ejército de los EE. UU., Cada una con más de 300 tanques Sherman y Stuart en seis batallones, en lugar del complemento habitual de alrededor de 200.

Los estadounidenses tenían un nuevo truco para lidiar con los setos de Normandía. Cuando un compañero sugirió que los tanques necesitaban cortasetos gigantes para atravesar el bocage, Sargento. Curtis Culin siguió adelante y hecha algunos de chatarra de los obstáculos de la playa del Día D.

Los "tanques de rinocerontes" equipados con puntas de metal podrían arar mediante los setos sin dejar al descubierto su delgada armadura de vientre. Hasta el 60 por ciento de los tanques de la VII Corp estaban equipados con el dispositivo antes del ataque.

No obstante, Bradley no quiso repetir los errores de la operación Goodwood. Los tanques eran vulnerables en el terreno cercano de Normandía a las emboscadas. Tenía la intención de que la infantería liderara el asalto inicial con solo un apoyo limitado de tanques. Una vez que se rompieron las defensas alemanas, las divisiones blindadas podrían atravesar la brecha.

Pero el tiempo era clave, si esperaba también mucho tiempo para desatar la armadura, los alemanes tendrían tiempo suficiente para formar una nueva línea defensiva.

Esperando entre bastidores estaba el 3.er ejército del general George Patton. La estrecha línea del frente de Normandía y la limitada red de carreteras habían impedido que el 3.er Ejército fuera desplegado en la batalla. Si el ataque de Bradley tenía éxito, finalmente tendría suficiente espacio para atravesar la retaguardia alemana.

Inicio en falso:

Después de varios retrasos por mal tiempo, el 25 de julio se registraron cielos despejados y los bombarderos de la 8ª Fuerza Aérea entraron en acción. Sin embargo, cuando las formaciones de bombarderos se acercaron a Normandía, reaparecieron nubes grises.

El ataque fue cancelado, pero no antes de que más de 100 aviones lanzaran sus bombas. Dieciséis B-17 lanzaron su bombardero dos kilómetros al norte de su objetivo, impactando en la 30ª División de Infantería. Veinticinco soldados estadounidenses murieron y más de 130 resultaron heridos. Las tropas enfurecidas del 120 ° Regimiento de Infantería incluso abrieron fuego contra los aviones estadounidenses.

Bradley estaba furioso: el avión se había acercado perpendicularmente, no paralelo, a las líneas estadounidenses. El comandante de la Novena Fuerza Aérea, el general Elwood Quesada, cuyos cazabombarderos tenía Se acercó en paralelo, envió un mensaje de reproche al 8, también.

Los generales de la Fuerza Aérea del Ejército argumentaron que acercarse al paralelo no evitaría daños colaterales y expondría a los bombarderos pesados ​​a fuego antiaéreo durante un período prolongado. Además, llevaría días redactar un nuevo plan de ataque.

Peor aún, las tropas estadounidenses tuvieron que atacar para recuperar todo el terreno que habían cedido cuando se retiraron para el bombardeo. Esto se logró a costa de 174 muertos o heridos por las tropas alemanas que se habían infiltrado en las posiciones abandonadas. La División Panzer Lehr perdió 350 hombres y 10 tanques en la acción del día, pero su comandante, el general Fritz Bayerlein, asumió que había resistido con éxito el asalto principal.

Los alemanes estaban desconcertados y regocijados cuando la infantería estadounidense se retiró de sus posiciones. de nuevo Temprano la mañana siguiente. "¡Parece como si se hubieran acobardado!" observó un oficial de operaciones de división.

El bombardeo

El clima despejado del 26 de julio permitió que la Octava Fuerza Aérea entrara de verdad. El ataque comenzó con bombardeos en picado, ametrallamientos y ataques con cohetes por 550 cazabombarderos. Luego, toda la fuerza de la Octava Fuerza Aérea, más de 1.800 bombarderos, voló.


Por NHHC

De la División de Historia del Cuerpo de Marines & # 8230

La campaña del 24 de julio al 1 de agosto de 1944 para el asalto y captura de las Islas Marianas jugó un papel vital en la derrota final de Japón. Los planificadores consideraron que las islas de Guam, Saipan y Tinian eran de importancia crítica porque el Cuerpo Aéreo del Ejército necesitaba bases desde las cuales sus bombarderos de largo alcance pudieran realizar ataques sin parar sobre Japón. Además, la Armada quería que las islas se desarrollaran como bases de avanzada, y esperaba que una operación de las Marianas atrajera a la Flota Combinada Japonesa para que pudiera participar en una batalla decisiva.

Después de la captura de Saipan a principios de julio de 1944, el siguiente paso en esta campaña fue Tinian, cuyo terreno relativamente plano era ideal para la construcción de aeródromos para los nuevos bombarderos B-29 estadounidenses. El vicealmirante Richmond Kelley Turner, USN, comandó los aproximadamente 800 barcos y 162,000 hombres de la Fuerza Expedicionaria Conjunta de las Marianas. Turner también dirigió la Fuerza de Ataque del Norte, designada específicamente para Saipan y Tinian. La tarea de tomar Tinian recayó en la 2ª y 4ª División de Infantería de Marina, bajo el mando general del Mayor General Harry Schmidt, USMC, Comandante del V Cuerpo Anfibio.

Tinian sufrió más de 40 días de disparos navales preliminares y bombardeos desde el aire. El control de incendios en tierra se mejoró con respecto a campañas anteriores, ya que los equipos de control de incendios elaboraron procedimientos a bordo de los barcos de tiro designados para apoyar los aterrizajes. Los vuelos de reconocimiento fotográfico y los documentos enemigos capturados en Saipan dieron una imagen clara de la topografía de Tinian y, por primera vez, el napalm se utilizó ampliamente y resultó exitoso en la quema de la cobertura del suelo.

El día D, el 24 de julio, la 4ª División de Infantería de Marina lideró el asalto, mientras que la 2ª División de Infantería de Marina proporcionó un desvío convincente frente a la costa suroeste de la isla. La artillería en tierra y el bombardeo naval proporcionaron abundante apoyo a los marines asaltantes, y la oposición al desembarco no fue fuerte. Los contraataques japoneses posteriores fueron rechazados por los infantes de marina bien atrincherados. En el segundo día de la invasión, la 2.ª División de Infantería de Marina desembarcó para unirse a sus hermanos de la 4.ª División para barrer hacia el sur y hacer retroceder a los defensores japoneses.

El 1 de agosto, después de nueve días de lucha en una batalla a menudo denominada "la operación anfibia perfecta" de la Segunda Guerra Mundial, el general Schmidt declaró segura la isla de Tinian. La combinación del bombardeo sorpresa, pesado previo al asalto y el apoyo logístico efectivo fue responsable de la recaptura de Tinian con una tasa de bajas mucho menor que la que se había experimentado en desembarcos anfibios anteriores. Casi un año después de su recaptura, Tinian jugó un papel final y decisivo en la derrota de los japoneses cuando un bombardero B-29, el "Enola Gay" dejó la pista de aterrizaje de Point Ushi en Tinian, llevando la bomba atómica que sería lanzada sobre Hiroshima. микрозаймы и займы онлайн без отказа


Tanques de miedo, Panzer-Brigade 107

El futuro de la Panzer-Brigade 107 era más prometedor que el de cualquier otra Panzer-Brigade asignada al Frente Occidental. Se levantó alrededor de los restos de Panzer-Grenadier-Division 25. Aunque la brigada solo recibió 33 tanques Panther y 12 cañones de asalto StuG IV, ¡la unidad recibió de 9 a 12 semanas para entrenamiento y organización! La urgencia de tropas en el frente frustró este horario y el 15 de septiembre las tropas fueron cargadas en trenes que se dirigían a Occidente. La Panzer-Brigade 107 estaba destinada a operaciones en Lorena, pero la principal operación aerotransportada aliada en los Países Bajos requería fuerzas de tanques en este sector.

Sin ser detectado por los cazabombarderos aliados Panzer-Brigade 107 el 18 de septiembre descargado en Venlo en Roermond, justo al otro lado de la frontera con Alemania. Una huelga general en los ferrocarriles holandeses impidió desentrenamiento profundo en territorio holandés, lo que eventualmente costaría mucho combustible a Panzer-Brigade 107 para llegar al campo de batalla. El oficial al mando, el mayor von Maltzahn, logró obtener reservas adicionales de combustible del LXXXVI Cuerpo al que recurrió. También logró persuadir a sus superiores para que dejaran que la Panzer-Brigade actuara como una sola unidad y no desperdiciara las tropas enviándolas poco a poco al frente. La brigada tardó dos días en descargar.

El 19 de septiembre, el batallón de tanques estaba en pleno funcionamiento y emprendió su misión: la destrucción del puente de Son sobre el canal Wilhemina, justo encima de Eindhoven. Esto eliminaría todas las tropas aerotransportadas y el suministro de la División Blindada de la Guardia, que se dirigía hacia Arnhem. En Helmond, una ciudad al este de Eindhoven, la Panzer-Brigade se tomó un descanso, que utilizaron para montar a las tropas aerotransportadas alemanas como infantería de apoyo a su destino. Después de partir de Helmond, los alemanes pronto estuvieron cerca de su objeción.

El mayor von Malthzahn consultó con sus comandantes justo antes del ataque y decidió que los tanques tomarían la delantera. Tuvieron que pasar por un dique estrecho, que no dejaba espacio para otros vehículos en caso de una emboscada. Los tanques Panther avanzaron a buen ritmo sobre el dique y al final de la tarde llegaron al puente de Son. Abrieron fuego contra todo lo que se movía y pronto el pueblo de Son se llenó de camiones en llamas y tropas confusas. El comandante de división de la 101.a División Aerotransportada de EE. UU. Tomó medidas rápidas y colocó un cañón antitanque de 57 mm en posición justo cuando los alemanes se acercaban al puente. En poco tiempo fueron alcanzados dos tanques alemanes, su avance fue bloqueado y se vieron obligados a regresar.

Al día siguiente, los alemanes probaron suerte al sur de Son. La infantería alemana tuvo escaramuzas, pero fue rechazada por paracaidistas estadounidenses y se trajeron tanques alemanes para apoyar a la infantería. Los tanques lograron sembrar la destrucción en la estrecha ruta por la que los aliados llevaban tropas y suministros al norte hacia sus tropas sitiadas en Arnhem. Pronto, los tanques alemanes fueron atacados por los tanques británicos del 15º / 19º batallón de húsares que venían del norte, que fueron llamados en busca de apoyo. Pronto, cuatro tanques alemanes estaban ardiendo ante la abrumadora cantidad de tanques británicos y esto marcó el punto de inflexión de la batalla. Los tanques alemanes se retiraron y al final de la batalla perdieron al menos 150 hombres.

Meanwhile from the south the 44th Royal Tanks Battalion of the 11th Armoured Division was coming from Eindhoven to deal with the menace of Panzer-Brigade 107. They advanced on a broad front towards the southern flank of the attacking German forces, which were in danger of being caught into encirclement from the north and south. The southern attack ended in a tanks clash, which took heavy losses both sides. Panzer-Brigade 107 managed to escape to the east but lost almost one third of its tanks in the process, some of them due to lack of fuel.

Von Malthzahn realised that the British were keen to drive his forces away from the vital bridge at Son. He also knew that the British had ssembled superior tank forces for this job, which would smash his brigade if he stayed where he was. On the 21st of September he withdrew his forces towards Helmond, where he started his advance on September 19th. The British caught up the tail of the Panzer-Brigade and a fire fight between the British vanguard and the German rearguard developed in which the Germans lost three more precious tanks.

Panzer-Brigade 107 escaped the pursuit of the British 11th Armoured Division, but it paid dearly for its first encounter with both the American paratroopers and the British tankers. Within two days it lost at least one third of its tank force and also the losses among the infantry amounted a few hundred men lost dead, wounded or as prisoners. The Panzer-Brigade managed to achieve complete surprise, but was unable to exploit it. Once located the Germans were the hunted instead of the hunters. Confronted with organised and determined resistance and a growing threat of enemy counterattacks further operations were useless. Panzer-Brigade 107 managed to scare the Allies but never dominated the battlefield.


The “Fighting Eagles” Regiment: 8th U.S. Infantry

Troops of the 8th Infantry Regiment move out over the seawall on Utah Beach after coming ashore on D-Day, June 6, 1944.

Colonel William J. Worth formed the 8th U.S. Infantry Regiment, nicknamed the “Fighting Eagles,” on July 5, 1838, in West Troy, New York. After raising the various companies, the government immediately assigned Col. Worth and the 8 th to prevent aggressions from U.S. sympathizers of a Canadian insurrectionist party known as “The Patriots.” Companies of the 8th patrolled the St. Lawrence River, were assigned to U.S. vessels navigating the waterway, and guarded the northern border of New York State with Canada until the spring of 1840.

The 8 th moved to the Wisconsin Territory for action against the Winnebago Indians in April, successfully negotiating that tribe’s removal west of the Mississippi River. After a short stay at Jefferson Barracks, Missouri, the regiment transferred to Florida in September 1840 to aid in the prosecution of the Seminole Indian War. The regiment spent the next several years in pursuit of the Seminole tribes, leading to the surrender of some Seminoles at Ft. Brooke.

In 1845, the 8 th received orders to join Zachary Taylor’s Army of Occupation in Corpus Christi, Texas, at the start of the Mexican-American War. Beginning with a defensive action at Palo Alto, the regiment participated in the Battle of Monterrey – the first major amphibious landing of the U.S. Army at Vera Cruz – and the battles at Cerro Gordo and Contreras. However, their most brilliant exploit of the war took place at Churubusco. Capt. J.V. Bomford, Lt. James Longstreet, and Lt. George Pickett led the regiment through one of the fort’s embrasures in advance of all other U.S. forces. Later, at Chapultepec, Picket took the regimental colors from a wounded Longstreet and raised them atop the fortress when it fell. The regiment remained in the advance to the San Cosme gate of Mexico City, which turned out to be its last action of the war. Departing Mexico, the 8th returned to Jefferson Barracks, later receiving orders to return to garrison duties in Texas in December 1848.

In Texas, an outbreak of Asiatic cholera plagued the 8 th , leading to Worth’s death on May 7, 1849. For the next 12 years, the 8 th served in company strengths among the forts and camps of Texas. The infantry fought skirmishes with Native American bands, participated in clashes with Cortina’s outlaws, and scouted for various expeditions.

In April 1861, Gen. Daniel E. Twiggs, commanding the Department of Texas, ordered the regiment to leave the state by way of the coast as the situation in the East deteriorated. Unfortunately, the evacuation route allowed newly organized Confederate forces to capture the entire regiment. Eleven of the regiment’s officers later joined the Confederates. However, two regimental members, Sgt. Maj. Joseph K. Wilson and Corp. John C. Hesse, saved the tattered regimental colors from the Mexican-American war, smuggling them north from San Antonio. Both later received a Medal of Honor for that act. Gen. Nathaniel Banks bestowed the regimental motto “Patriae Fidelitas” meaning “Loyalty to Country” in a discussion recognizing the two men for their actions

Regimental reorganization began in May 1861 at Ft. Wood in New York Harbor, with the formation of new companies of the 8 th U.S. Infantry. Company G participated in First Manassas and then joined Company F as provost guards in Washington. Companies A and D, once formed, joined the Army of Virginia under Gen. Banks and participated in the Battle of Cedar Mountain on August 9, 1862, where the Civil War Trust has saved nearly 500 acres of historic battleground. Those companies participated in the Union attack on the Confederate right that nearly succeeded in breaking the enemy line. In the early evening Confederate counterattack, the 8 th faced a charge down Cedar Mountain by troops led by Brig. Gen. Isaac B. Trimble. After the battle, the Federals retreated to Alexandria.

The American Battlefield Trust has preserved almost 500 acres of battlefield land from the Battle of Cedar Mountain in Culpeper County, VA. Douglas Ullman, Jr.

By the Battle of Antietam, Companies B and C joined Companies A, D, F and G. The 8th then served as provost guards for the Army of the Potomac. The regiment remained on that assignment through the Gettysburg Campaign. In mid-July, the regiment moved to New York City as part of the forces that suppressed the ongoing draft riots. They camped on the Battery and in City Hall Park from July 17 to Aug. 22, 1863. The regiment remained in New York Harbor through April 23, 1864, helping to suppress a mutiny among certain New York volunteers.

In April 1864, the 8th departed for Warrenton, VA, where it became the provost guard for the 9th Army Corps. In November, the regiment removed to Buffalo, NY, to preserve order during the presidential election, and then served the remainder of the war in Delaware and Maryland.

In 1866, the companies of the 8th received orders to posts in North Carolina, South Carolina, and Virginia to enforce Reconstruction law. They remained in the Carolinas until 1870, at which point, the regiment returned to David’s Island, New York Harbor to potentially deploy to San Domingo and protect U.S. interests on the island. Instead, the 8th deployed in battalion strength to Chicago in 1871 to protect lives and property following the Great Chicago Fire. They remained there until May 1872, when the regiment’s two battalions were divided between missions in Utah and the Department of the Platte.

The next decade saw the 8th participating in various garrison duties in Arizona and California, such as the Nez Pierce conflict, Apache uprisings, and the pursuit of Geronimo. The unit transported Native American prisoners to Florida and returned, moving on to serve again in the Department of the Platte, and then in the 1890s at Ft. McKinney.

When the Spanish-American War broke out in 1898, seven companies of the 8th U.S. Infantry joined the First Brigade, 2 nd Division of the Fifth Army Corps and participated in the assaults on Santiago. Stubborn Spanish resistance at El Caney prevented the 8th from joining in the assault at the San Juan Heights. At the conclusion of action in the Caribbean, one company served in peacekeeping duties in Puerto Rico, while the remainder returned to New York. In 1913, the 8th deployed to the island of Jolo in the Philippines to aid in the suppression of the Moros. Led by Gen. John ‘Black Jack’ Pershing, the U.S. forces completely destroyed a Moro stronghold, including killing their leader, Datu Amil, in the June 1913 Battle of Bud Bagsak.

The 8th Infantry and the Philippine Scouts suppress the Moros at the Battle of Bud Bagsak.

The 8th U.S. Infantry Regiment did not see active duty service in World War I. Assigned to the 8th Infantry Division, the regiment was en route to Europe when the opposing forces declared an armistice and ended the war. However, the 8th did serve as part of the army of occupation post-armistice.

In World War II, assigned to the 4 th Infantry Division, the 8th deployed to England in January 1944. The regiment participated in the Normandy assaults on D-Day as part of 4th Infantry Division, Seventh Corps, assaulting Utah Beach under the command of Maj. Gen. Raymond O. Barton in the overall command of Gen. Omar Bradley. The regiment went on to participate in the campaigns in Northern France, Rhineland, Ardennes-Alsace, and Central Europe. The 8th received a Presidential Unit Citation for its actions on the beaches of Normandy. The regiment returned to Camp Butner, NC, in August 1945.

Troops of the 8th Infantry Regiment move out over the seawall on Utah Beach after coming ashore on D-Day, June 6, 1944.


Lancashire

But they were soon in trouble as the weather turned, and the aircraft crashed into the village of Freckleton.

The crash destroyed the Holy Trinity Church of England's reception classroom and the Sad Sack Snack Bar.

A total of 61 adults and children died. One of the teachers killed had only arrived at the school the day before.

Miraculously the children in the rest of the school were unharmed.

At the time of the crash the small village of Freckleton was called Little America with 10,000 Americans based there. Air force crew at the base serviced and repaired aircraft.

The two American United States Army Air Force B-24 Liberator heavy bomber aircraft took off from Warton on a test flight, but they were soon in trouble as a violent storm swept in from the Irish Sea, with heavy rain causing flash flooding.

One plane managed to head north but the other flew on into the storm.

In the skies above Freckleton First Lieutenant John Bloemendal began a desperate struggle to keep the Liberator, known as Classy Chassis, up in the air as the storm struck.

It was a battle he was to lose.

Already flying very low to the ground and with wings near vertical, the aircraft's right wing tip first hit a tree-top, and then was ripped away as it impacted the corner of a building.

The rest of the wing continued, ploughing along the ground and through a hedge. The fuselage of the 25 tonne bomber continued, partly demolishing three houses and the Sad Sack Snack Bar, before crossing the Lytham Road and bursting into flames.

A part of the aircraft hit the infants' wing of the Freckleton Holy Trinity School. Fuel from the ruptured tanks ignited and produced a sea of flames.

In the school, 38 schoolchildren and six adults were killed. The clock in one classroom stopped at 10.47am.

In the Sad Sack Snack Bar, which had been opened to cater for American servicemen from the air-base, 14 were killed: seven Americans, four Royal Air Force airmen and three civilians. The three crew on the B-24 were also killed.

Ruby Currell was one of only three children to survive the inferno that engulfed the classroom.

In 2007, she recalled the experience for the BBC's Inside Out programme. She remembered the events as vividly then as she did over 60 years ago: "The morning was a bright one, assembly had finished and we were at our desks receiving instruction of the lesson we were to do that morning.

"Suddenly the sky went dark. So dark the lights in school had to be put on.

"It started to rain heavily and then the most violent storm started - that in itself was frightening enough but what was about to happen was a terrifying experience.

"During the storm an aeroplane trying to make it back to the airfield about a mile away was struck by a thunderbolt.

"It brought it down in the centre of the village, hitting the two infant classes of the school, a snack bar and two cottages across the road from the school.

"Although the rest of the school was still standing the older children had to be got out to safety quickly.

"On that fateful morning seven children and two teachers were pulled from the rubble of the infant classes, but as the hours and days passed, the teachers and four of the children lost their battle for life, their injuries too severe.

"I was looked after by American doctors after the accident. I was bandaged almost head to foot and had to sit with my arms out straight because of all the burns.

"One day not long after the disaster we were told to expect a special visitor, and then in walked Bing Crosby. I didn't know much about him being five but I know my mother loved him.

"He had heard about the disaster from the American Services - he was over here entertaining the troops, and he made a special journey to come and see the survivors.

"He said he would sing for us, but when he came to me and saw how badly injured I was, he broke down and said he couldn't sing in the same room as us.

"So he went outside into the hall outside the ward and sang for us there. I seem to remember he sang Don't Fence Me In and White Christmas, of course.

"It's a strange memory to have but a good one because he was a very nice man and he was genuinely saddened by what he heard of the disaster and seeing anyone who had survived.

"Counting one's blessings is a daily routine for me now and I consider myself to extremely lucky that I am alive to do so.

"Even now I have a dread of thunder storms that I cannot shake and scars I have learned to live with."


The Eighth Air Force Historical Society

Brigadier General Ira C. Eaker took the Eighth Air Force Bomber Command Headquarters to England the next month and located at High Wycombe, about 40 miles west of London and on the road to Oxford. In May 1942 Command of the 8th Air Force was assumed by Major General Carl A. `Tooey' Spaatz. He established the 8th Air Force Headquarters at Bushy Park (Teddington, Middlesex), 15 miles west southwest of the center of London on 25 June 1942.

Shortly after the birth of the 8th AAF at Savannah, one of our own, Joseph A. `Joe' Stenglein, 1st Lieutenant and pilot in the 8th Bomber Command, was on his way to the United Kingdom . He was in charge of 1,000 officers and men making the transition from Georgia into the United Kingdom as staff for the 8th Air Force. Joe knew the High Wycombe Abbey well as the main Headquarters building of the 8th AAF. There were times when socially he was over at Maidenhead in the home of a British governmental minister with Joe's friend, Pleasant J. McNeel. McNeel later, as did Joe, joined the staff of the 325th Recon Wing. Joe served at the Widewing headquarters in the London area and then became Commanding Officer of the organization which was to become the 25th Bomb Group at Watton, north of London.

General James H. Doolittle assumed command of the 8th AAF on 6 January 1944.

Before 1945 rolled around and the war in Europe was over (May 7, 1945) with the surrender of the Germans, approximately 350,000 officers and men had served in the 8th AAF during the three year or so period in which the Americans participated in the European Theater of Operations.

The British had suffered the war many more years, having had various degrees of involvement from 1939 on. Many of their men had gone overseas to distant lands, while the Americans had left the United States which had directly seen little war and were now seeing overseas duty in the British homeland. Some of the children took to the Yanks with their familiar comeon of `Any gum chum?' The older Britons complained that the Yanks were `Overpaid, over-fed, oversexed and over here'. As the Americans fraternized with the British women, they also retaliated by saying to the Britons, `Britons are underpaid, undersexed and under Eisenhower'.

Our brash warm beer drinking, cigar smoking and gum chewing G.I.s were basically a friendly bunch even as they communicated with the hungry Britons living with rationing, war weariness and a longing for their own troops away in the wars. The Britons eventually felt the Yanks to be less of a threat and invited them into their homes. Their daughters dated them and many married them, 50,000 to be nearly exact!

General James H. Doolittle left the U.K. Base for Okinawa with the 8th Air Force flag in July of 1945 with the intent of bringing the 8th Air Force there for the final thrust on Japan. Various combat crews returned to the States following their prescribed number of missions for their tour of duty. The ground crews remained from the time of their arrival to the United Kingdom until it became possible for them to return home. The dropping of the atom bombs (August 6 and 9) on Japan soon brought the war in the Pacific to a close and the 8th AAF personnel did not have to transfer en mass to the Pacific Theater of Operations.

Units were sent to the States for deactivation, officers and men were temporarily assigned to some units going home as an official means of moving them from the UK to the Zone of the Interior (Army talk for the United States), some stayed for purposes of closing bases or carrying out other assignments, such as housekeeping of base closures. Some units and individual officers and men were sent to the Continent for follow-up chores, such as bomb assessment surveys and photographic details, reproduction and interpretation.

Many 8th AAF officers and men were missing in action and never accounted for as to their whereabouts. The 8th AAF suffered 26,000 deaths out of the 350,000 officers and men. (The U.S. Navy suffered 37,000 deaths out of the 4.1 million in the WW II Navy.) Many bodies were exhumed and returned to the U.S. at the request of families and many families opted to allow their loved ones to remain in U.S. Military and other cemetaries in the United Kingdom and the Continent. A number of prisoners of war from the 8th AF needed medical treatments both in the European Theater and then in the United States. A considerable number needed various kinds of rehabilitation. Many of the veterans of the ETO chose to remain in the service, some chose to remain in Europe, some with the women they had married and others were employed in that Theater.

Whereas probably the bulk of the living from the original 350,000 chose civilian life, many chose the military as a career. Some upon entering civilian life, opted to return to the military service.

The 8th Air Force just did not quit. When the Army Air Force became a separate service from the Army on 18 September 1947, the 8th Air Force continued and currently remains an effective strategic force . It did not quit. It just changed hands. An estimated 650,000 have served in it since WW II!

Today men and women continue the fight for ilberty and peace serving in the 8th Air Force now headquartered at Barksdale Air Force Base, Louisiana.

The Eighth Air Force Historical Society, founded in 1975 by an original 8th Air Force pilot, Lt. Col. John Woolnough, serves as a central organization for its individual State Chapters and Wings.


"Suddenly, it started to rain." Solahütte, July 1944 [800×517]

This is a wonderful picture but haunting at the same time.

Edit: Wonderful in the sense that this is an intriguing photograph and I'm glad to have seen it. I have no sympathies for the Nazi regime. It is haunting to see a human side to people who were capable of inhuman acts of atrocities.

Strange they wee so happy so late in the war

Schnapps is a hell of a drug

You voted down a commenter below, but he was absolutely correct: these were "employees" at Auschwitz, having fun during their "down" time. You can see more pictures here.

I've heard all these excuses of "I had no idea" or "I was forced to" or "I was following orders", etc. There's another possible, more chilling explanation here: maybe, just maybe, these people just enjoyed killing Jews, and had a good time at work.


Ver el vídeo: Вермахт в обороне Линии Арпада. Осень 1944. The Wehrmacht defends the Arpad line. Autumn 1944